¿Qué es Juneteenth?

Es la fecha en la que se conmemora el fin de la esclavitud en Estados Unidos. El nombre proviene de la combinación de las palabras en inglés junio (june) y diecinueve (nineteen). Juneteenth recuerda el día en el año 1865 en el que un grupo de esclavos de Texas finalmente se enteran que son libres, dos años después de que el presidente Abraham Lincoln había proclamado su emancipación.

Abraham Lincoln firmó la Proclamación de Emancipación el primero de enero de 1863 que establecía que todas las personas esclavizadas en los Estados Confederados «son y, en adelante, serán libres». Pero la proclamación solo aplicó a los lugares bajo el control de la Confederación y muchos amos intentaron evitar que sus esclavos se enterasen. Por lo que la ley y la realidad no coincidían y miles de esclavos continuaron siendo explotados.

El 19 de junio el General Mayor de la Union Army, Gordon Granger, llegó a Galveston, una ciudad de Texas y les informó a los esclavos que la Guerra Civil había terminado y que la esclavitud había sido abolida. Les anunciaron que las más de 250.000 personas oprimidas por el sistema en ese Estado eran, por orden ejecutiva, finalmente libres.

Muches historiadores creen que esta fecha es como una segunda independencia que transcurre 100 años después de la primera. Es a partir de este momento que la libertad prometida en el proceso de independencia empieza a ser una realidad para los esclavos sometidos.

En 1979, Texas fue el primer Estado de 47 que le siguieron en reconocer Juneteenth como feriado oficial. Mientras que los distintos intentos de declararlo feriado nacional se han estancado en el Congreso.

Al pasar los años, a la fecha se le agregó un nuevo sentido: la comunidad afroamericana tomó este día de junio para celebrar y compartir su cultura y tradiciones. Con desfiles, ropas tradicionales y música propia se reúnen en puntos claves de Estados Unidos para recordar la historia y reclamar por derechos que siguen siendo vulnerados casi 160 años después.

Quizás te interese leer: «Racismo y abuso policial, en EE. UU. y en Argentina», por Tatiana Fernández Santos

Black Lives Matter: el movimiento de liberación continúa

Imagen de James Eades.

En años recientes, especialmente luego de el auge del movimiento Black Lives Matter (BLM) que se fundó en respuesta a la absolución del asesino de Trayvon Martin hace 8 años, Juneteenth cobró un nuevo sentido e interés que no solo recuerda la historia sino que reclama ante las injusticias de un sistema que continúa desfavoreciendo a la comunidad negra.

El objetivo del movimiento Black Lives Matter es erradicar la supremacía blanca e intervenir en la violencia infligida en las comunidades negras por el Estado y la policía. Lograr esto es una tarea difícil porque implica modificar y criticar un sistema que fue creado sin tener en cuenta a las minorías.

Juneteenth pasó de ser una fecha que recordaba uno de los procesos más importantes de la historia de la comunidad negra estadounidense, a ser un día de lucha y reclamo ante las constantes injusticias a las que se enfrentan les negres.

Este año, luego de las protestas del verano pasado, se espera que la fecha reúna miles de personas en los centros más importantes de las ciudades estadounidenses y recree lo sucedido luego del asesinato de George Floyd. Hoy más que nunca es importante recordar la historia y reclamar por justicia.

Quizás te interese leer: «La lucha de Black Lives Matter no termina», por Emilia Padin


Fuentes:


Elecciones en Madrid y la derecha española

El martes 4 de mayo hay elecciones para elegir presidente de la comunidad de Madrid y seis candidates buscan la victoria. Después de los debates, las campañas y las encuestas, ¿logrará Ayuso mantenerse en el poder o podrá la oposición cambiar el rumbo de la comunidad?

La comunidad es el equivalente español a la provincia en Argentina y está bajo el mando de un presidente. Desde 2019, el puesto esta ocupado por Isabel Diaz Ayuso del Partido Popular (PP). El PP es un partido liberal-conservador de derecha que en los últimos años viene recuperando una parte importante de sus votantes históriques, mientras que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el principal partido opositor de ideología centro-izquierda, viene perdiendo intención de voto.

Estas elecciones nacen de un llamado anticipado a las urnas por parte de Ayuso. En mayo de 2019, la mayoría de las comunidades autónomas tuvieron elecciones y el resultado dio como vencedor al PSOE con un 27%, seguido por los conservadores del PP con el 22%. Sin embargo, el buen resultado de los liberales de Ciudadanos (19%) junto al de la ultraderecha de Vox (casi 9%) permitió que fuera el PP el que formase gobierno en lugar del PSOE.

En Murcia se dio una ruptura de la coalición de Ciudadanos con el PP y, frente a esta ruptura, Ayuso decidió llamar a unas elecciones anticipadas estratégicamente para este mayo, buscando que la derecha gane ante la falta de candidates fuertes por parte de la oposición. Los votos del PP sumados al apoyo del partido de ultraderecha VOX garantizarían, según predicen las encuestas, que el plan de Ayuso funcione tal como espera.

Ante la situación por pandemia y la decisión de que las elecciones sean un día de semana laboral, se promovió el voto por correo: les electores tienen hasta el 1 de mayo para depositar el voto en las oficinas de correos que estén en la comunidad de Madrid y hasta el 30 de abril si lo hacen desde el exterior de la comunidad o el país.

Quizás te interese leer:  «Aniversario de la sanción del voto femenino», por Camila Díaz

Les candidates

Ángel Gabilondo es el candidato del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y, según las encuestas, sería el principal oponente para Ayuso. Gabilondo es licenciado en Filosofía y Letras y fue ministro de Educación en 2009. El PSOE se encuentra en la centroizquierda del espectro político y el actual presidente español, Pedro Sánchez, es una de las más importantes figuras del partido.

Por parte de VOX, la candidata para la presidencia de la comunidad es Rocío Monasterio. El partido representa los ideales de la extrema derecha y, desde su fundación en 2013, no para de crecer y acaparar seguidores. Según las encuestas, Monasterio no tendría grandes chances de ganar pero sí haría unas muy buenas elecciones.

Más Madrid (MM) con su candidata Mónica García es también uno de los principales actores de estas elecciones. MM es el partido más nuevo de todos los que participan y su fundadora fue Manuela Carmena, quien se alinea con ideas progresistas, republicanas y ecologistas.

Ciudadanos presenta como candidato a Edmundo Bal y Unidas Podemos a Pablo Iglesias. Les especialistas y analistas no predicen una buena elección para ninguno de estos dos aspirantes. Iglesias, que según las encuestas sacaría menos de 8 puntos, tomó un gran riesgo en su carrera política al renunciar a su puesto como vicepresidente segundo de España para presentarse como candidato a un puesto de nivel local.

La polarización y la violencia fueron un factor importante e influyente a lo largo de toda la campaña electoral. Dentro de los varios incidentes que se dieron durante el pasado mes, Iglesias fue increpado por integrantes del grupo neonazi Bastión Frontal en la sede de Unidas Podemos, mientras que manifestantes intentaron boicotear un acto de Vox en Vallecas hace algunas semanas.

Estas elecciones son clave no solo para la situación política madrileña en particular, sino que para toda España en su conjunto. En esta votación se define un nuevo rumbo de la política española donde la izquierda está debilitada y la ultraderecha crece a pasos agigantados. La renuncia de Iglesias a su cargo a nivel nacional ante la falta de candidates fuertes en la izquierda demuestra esta situación a la perfección.


Fuentes:


Inglaterra: el 97% de las mujeres ha sufrido acoso sexual

Un estudio realizado por la ONU en Inglaterra reveló que el 97% de mujeres entre 18 y 24 años de edad ha sufrido acoso sexual en espacios públicos. El 96% de ellas no denunciaron la situación porque no creen que se pueda hacer justicia. El caso de Sarah Everard que conmociona a Gran Bretaña es tan solo la punta de un enorme iceberg.

El estudio se llevo a cabo a través de la recolección de testimonios e historias de más de 1000 mujeres y niñas de Inglaterra. Con el objetivo de generar conciencia sobre la realidad en el país, ahora buscan que les polítiques legislen a favor de las mujeres y su seguridad.

La ONU define al acoso sexual como una práctica violenta contra las mujeres que puede tomar varias formas: violación, otras formas de abuso sexual, toma y circulación de imágenes sexuales sin consentimiento y piropos o silbidos. Los datos son abrumadores: tan solo el 3% de mujeres entre 18 y 24 años dijeron que no habían sufrido ninguna de las distintas formas.

Londres es la ciudad con las tasas más altas de acoso de Gran Bretaña y los espacios públicos son donde más se llevan a cabo; lugares como los medios de transporte, las veredas y los bares son donde esta realidad afecta más a las británicas.

Quizás te interese leer: «Acoso callejero: otra forma de violencia sexual», por Ximena Perez Benasco

Lo que narra el estudio se vio ilustrado por el caso de Sarah Everard, de 33 años, que fue asesinada a principios del mes pasado. Luego de visitar a una amiga, a las 21 h salió de regreso a su casa a la que nunca llegó. Unos días después fue hallada muerta en un bosque en Kent. La investigación tiene como principal sospechoso a un policía que la habría secuestrado y luego asesinado.

Desde que se dio a conocer el caso de Sarah, miles de mujeres se manifestaron tanto por redes sociales como en movilizaciones reclamando por justicia y acción política. Una oleada de ira se apoderó de las calles de Inglaterra: los colectivos y las mujeres están cansadas de esta realidad y buscan obtener justicia por Sarah y por todas las que han sufrido algo similar.

Traducción del cartel: «Vivimos con miedo. No todas sobreviven. La policía no nos cuida». Fuente: Shutterstock.

¿Y la justicia?

Los sistemas encargados de reducir la violencia y el acoso no están funcionando. Los dos motivos principales por los cuales las victimas no realizan denuncias contra sus acosadores son porque no creen que haya sido lo suficientemente grave como para reportarlo o porque no creen que hacerlo sirva de algo. Las encuestadas también declararon que no sienten que hacer la denuncia evite que estas situaciones sigan ocurriendo.

Cuando llega la hora de denunciar, otro estudio realizado por la Universidad de Washington reveló que la policía y la justicia suelen creerle más a las mujeres «convencionalmente atractivas» y que actúan de manera más «femenina» cuando reciben sus denuncias. Esto crea una gran división entre las experiencias de las mujeres que presentan sus denuncias, ya que algunas son tomadas como más validas que las de otras.

Cuando se percibe el acoso, también se establece una conexión con la idea de feminidad, pero esta forma en que entendemos a la feminidad se define de una manera muy rígida y estereotipada. Entonces, para cualquiera que se salga de esta definición, es difícil establecer la conexión con el acoso.

De esa manera, no solo se ve afectado el derecho de las mujeres de sentirse a salvo en los espacios públicos sino que además el de recibir justicia cuando esos derechos son violados. La ONU entiende que para solucionar esto se debe buscar la manera de que los sistemas judicial y penitenciario brinden confianza al público, además de que el proceso sea tomado con seriedad por parte de las autoridades brindando seguimiento y atención a las afectadas.

El problema va más allá de Inglaterra. Esto sucede en todo el mundo: casi 9 de 10 mujeres no se sienten seguras en espacios públicos y cada 10 minutos una adolescente muere como resultado de violencia machista.

Un primer paso

Tan solo diez días después de la publicación de este estudio que pasmó a gran parte de la población, el gobierno de Inglaterra realizó un cambio en la legislación que sirve como primer paso para garantizar justicia: la misoginia es considerada un crimen de odio.

Se espera que este cambio en la ley colabore con las víctimas en los procesos judiciales. El año pasado tan solo una de cada 70 denuncias de violación resultó en condena. Esta claro que queda un enorme y arduo camino por delante pero este parece ser un buen primer paso.


Fuentes:


¿Qué es la mutilación genital femenina?

La mutilación o ablación genital femenina (MGF) es un procedimiento que se realiza con el objeto de alterar o lesionar sus órganos genitales sin que existan razones médicas que lo justifiquen. Casi siempre implica la extirpación parcial o total de los genitales externos.

Este procedimiento no ofrece ningún tipo de beneficio para la salud y al menos 200 millones de personas han sido sometidas a la práctica y han sufrido las consecuencias tanto físicas como psicológicas a largo plazo.

La MGF es casi siempre practicada en menores de edad por distintos motivos: algunos lo asocian con creencias religiosas pese a que no existen textos religiosos que obliguen a practicarla. En general, los motivos son más bien culturales y se relacionan con ritos de «transición a la madurez».

Esta violación de los derechos humanos se da más frecuentemente en las regiones occidental, oriental y nororiental de África, en algunos países de Oriente Medio y Asia y entre migrantes de esas áreas. Por lo tanto, la mutilación genital femenina es un problema mundial.

Quizás te interese leer: «Mutilación y ablación genital femenina: tolerancia cero», por Eugenia Jambruia

«La mutilación genital femenina es como un iceberg: únicamente se ve o sale a la luz la práctica, pero debajo hay toda una estructura que considera a las mujeres como un ciudadano de segunda. Muchas veces existe presión social dentro y fuera de la familia por no estar mutilada, vas a estar señalizada y tampoco se hace con el seguimiento adecuado».

Hayat Traspas – cofundadora de Save a Girl, Save a Generation

África, el continente más afectado

La MGF forma parte de la cultura de numerosas comunidades y la práctica data de hace cientos de años. En el continente africano es en donde más se lleva a cabo y la edad en la que se realiza puede variar según los distintos países.

Les activistas que luchan en contra de este proceso entienden que no basta con que esto sea ilegal porque, pese al estado de ilegalidad, se sigue realizando en la mayoría de los países. Sudán es un buen ejemplo que ilustra esta situación a la perfección: las leyes de penalización existen pero igualmente el 86,6% de mujeres entre los 15 y 49 años de edad han sido sometidas a ella.

Sierra Leona es otro de los países que tiene las tasas más altas en África. Pese a los años de campaña, los números apenas se redujeron. Según datos de UNICEF de 2017, más del 85% de las mujeres fueron sometidas a la MGF. Por su parte, Kenia esta compuesta por 47 pueblos distintos, con distintas lenguas, culturas y religiones. De esos 47, hay 21 pueblos que practican la mutilación genital femenina.

Les activistas entienden la importancia de no eliminar los rituales y proteger la cultura de los distintos pueblos; por eso, buscan remplazar este ritual tradicional por otro que también festeje la femineidad pero sin poner en riesgo las vidas de las afectadas.

Quizás te interese leer: «El derecho a la infancia y adolescencia libres de violencia», por Camila Díaz

Migración y MGF: Europa y Asia

A través de los años, Europa ha debido lidiar con este conflicto: muchos países implementaron leyes de criminalización con el objetivo de erradicar la MFG. Algunos de los más afectados han sido Gran Bretaña y España.

La Delegación del Gobierno Contra la Violencia de Género presentó a fines de 2020 un estudio sobre la situación de la mutilación genital femenina en España. Un dato alarmante se vio reflejado en los resultados: un total de 15.562 de niñas de entre 0 y 14 años se encuentran en riesgo de ser víctimas. Barcelona, Girona y Madrid son las provincias con el número estimado de niñas en riesgo más elevado.

En Asia occidental, la MGF ha aumentado los últimos años: pasó de un 1% en 1997 a poco menos del 16% en 2013. La mutilación genital en Asia se da principalmente en comunidades musulmanas: se calcula que más del 90% de la población musulmana de Indonesia y Malasia lleva a cabo la práctica.

En países como Tailandia, Singapur, Brunei, Sri Lanka, Pakistán y Maldivas también es tradicional que se lleve a cabo, lo cual hace que la problemática se exporte a través de procesos migratorios al continente oceánico también.

En verde se marcan los países que poseen leyes que prohíben la práctica; en amarillo, los países que tienen una penalización parcial o estatus legal poco claro; en rojo, los que que no lo criminalizan; y en gris, los países de los que no hay información.

Fuentes:


Turquía: protesta estudiantil, represión y disconformidad

¿Cómo es la realidad en la Turquía de Erdoğan? ¿Qué le depara al futuro del país que se encuentra en Europa y en Asia y, por lo tanto, recibe fuerte influencia de ambos continentes? ¿En qué contexto social y político se dan las protestas de les estudiantes universitaries?

El 4 de enero comenzaron en Estambul una serie de protestas universitarias que no tardaron mucho en expandirse a todo el país y se convirtieron en una de las mayores amenazas al poder oficialista de los últimos años. El conflicto se origina debido al nombramiento autoritario de Melih Bulu como rector de la Universidad del Bósforo por parte del actual presidente turco.

Melih Bulu tiene una historia de relaciones estrechas con el Partido de la Justicia y el Desarrollo, por lo que comparte sus ideas conservadoras. El alumnado esta en contra de su nombramiento por decreto y por esto comenzaron a manifestarse para exigir su renuncia, que aún no lograron pese al fuerte apoyo social que tiene la causa.

Desde el comienzo de las protestas, la policía se involucró y muches protestantes fueron detenides, violentades y amenazades. La situación en el campus se agravó, les profesores se expresaron en contra de Bulu y el gobierno busca reprimir las ideas defendidas por les estudiantes. El presidente declaró que su gobierno no permitirá que estas protestas salgan de control y acusó a quienes participan de ellas de ser «terroristas».

Recep Tayyip Erdoğan es la figura más importante del país desde el 2003 porque fue primer ministro desde ese año hasta el 2014 y luego asumió como presidente hasta 2018 que fue reelegido. En 2023 terminaría su mandato, pero no es un riesgo afirmar que Erdoğan hará lo posible para no abandonar el poder.

En las últimas elecciones, Erdoğan -como candidato del Partido de la Justicia y el Desarrollo- se declaró victorioso con el 53% de los votos mientras que el principal opositor, Ince, recibió poco más del 30%. Pesé a que la mayoría ciudadana lo haya apoyado, desde que asumió en el gobierno ha recibido fuertes críticas de distintos sectores y el último tiempo estas parecen expandirse y se ven reflejadas en manifestaciones y protestas en las ciudades más importantes.

El Partido de la Justicia y el Desarrollo fue fundado hace 20 años y desde ese entonces se convirtió en uno de los más importantes de la historia de Turquía. Su ideología se caracteriza por ser conservadora y nacionalista, esta postura de derecha se pudo ver reflejada en los últimos años a través de políticas anti-LGBTIQ+ con polémicas declaraciones del actual presidente y figura central del partido.

Mientras que las generaciones adultas aprueban y han apoyado al gobierno de Erdoğan que elevó los estándares de vida para la clase trabajadora, les jóvenes turques son más crítiques y dures con los políticos que elles relacionan con la inestabilidad económica de los últimos años y las políticas pro-islámicas. De esta manera, la juventud representa un nuevo desafío para el control del poder por parte del gobierno.

Protestas en Estambul y Ankara

Ankara es la capital de Turquía y Estambul es la ciudad más importante, ya que conecta Asia y Europa, es por esto que las manifestaciones se dan principalmente en ambas ciudades pero como suele suceder en situaciones de disconformidad generalizada, las protestas se expandieron a todo el país y la convocatoria se difunde a través de las redes social.

Los medios tradicionales condenan las protestas que son apoyadas por gran parte de la sociedad que expresó su solidaridad a la causa. Los pocos medios de comunicación que no comparten la ideología del gobierno sufrieron intentos de censura.

La situación que comenzó a principios de este año pone en riesgo todo el sistema que Erdoğan viene construyendo desde el 2003 y que a lo largo se los años luchó fuertemente para mantener. La policía tiene un rol clave en esto, ya que la represión y violencia contra les manifestantes es la primera respuesta.

Anti-Erdogan protest in Istanbul. 28 Aug 2014
Policía reprimiendo una manifestación en contra de Erdoğan cuando asumió como presidente en 2014.

Muches comparan la situación actual que tiene como actores claves a les estudiantes universitaries con lo sucedido en el 2013 en el parque Taksim Gezi donde 5 millones de personas en distintos lugares del país reclamaron para evitar que en el lugar donde estaba un parque se construya un centro comercial. En ese momento, las manifestaciones fueron también reprimidas, desestimadas por los medios tradicionales y promovidas por las juventudes a través de las redes sociales. En ese caso, la lucha dio sus frutos y se evitó la construcción de la zona comercial. Muches esperan que, en ese sentido, se repita la historia.


Corea del Sur: el aborto no es un delito

Después de años de lucha, el aborto fue despenalizado en el país asiático. En abril de 2019, el Tribunal Constitucional de Corea del Sur ordenó al gobierno que, antes de finalizado 2020, despenalizara el aborto y reformara las leyes nacionales que eran sumamente restrictivas.

Sigue leyendo Corea del Sur: el aborto no es un delito

Dinamarca: sin consentimiento explícito, es violación

El Parlamento de Dinamarca aprobó la nueva ley que califica como violación cualquier tipo de relación sexual sin consentimiento explícito previo entre las partes involucradas. La ley busca dar mayor protección a las víctimas de abuso sexual.

La ley, aprobada hace unas semanas y promovida por la primer ministra Mette Frederiksen, entró oficialmente en vigor el 1 de enero de 2021 y fue aprobada sin oposición ni abstenciones, fruto de una ardua lucha de supervivientes y de la presión de Amnistía Internacional.

«Que tengamos ahora una nueva ley de consentimiento significa un día revolucionario para la igualdad de género en Dinamarca».

Nick Haekkerup, ministro de Justicia.

Según el Ministerio de Justicia danés, en el país cada año 11.400 mujeres sufren una violación o un intento de violación y una investigación de la Universidad del Sur de Dinamarca calcula que en el año 2017 la cifra puede haber sido de hasta 24.000, pero la cantidad de denuncias y condenas es muchísimo menor. Se espera que esta ley proteja los derechos de supervivientes y garantice justicia.

Según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, 1 de cada 10 mujeres de 15 años o más habría sufrido algún tipo de violencia sexual. Tan solo 12 países europeos reconocen que las relaciones sexuales sin consentimiento constituyen violación. El último en modificar su ley fue Grecia el año pasado, mientras que España y Países Bajos anunciaron su intención de seguir este camino.

La nueva normativa supone un gran avance respecto a la antigua legislación, en la que los fiscales debían demostrar que el violador había hecho uso de la violencia o atacado a alguien que no podía resistirse para poder calificar los hechos como violación. A partir de la aprobación de la ley bastará con que la otra persona no haya manifestado claramente su deseo de mantener relaciones sexuales.

La influencia sueca

El país vecino que cambio su legislación hace dos años fue una gran fuente de inspiración para la redacción de la ley. Luego de la modificación en la ley sueca en el año 2018, la condenas por violación aumentaron un 75% respecto a las interpuestas con la legislación anterior.

En el artículo 36 de la ley se deja en claro que «el consentimiento debe prestarse voluntariamente como manifestación del libre arbitrio de la persona considerado en el contexto de las condiciones circundantes».



¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Perú: tres presidentes en un mes y manifestaciones populares

Todos los mandatarios que gobernaron Perú en los últimos 20 años terminaron involucrados en escándalos de corrupción, en especial relacionados a la constructora Odebrecht. Desde 2016 hasta la fecha, desfilaron por el poder ejecutivo cuatro presidentes distintos, tres de ellos en el lapso de este mes de noviembre. Desde hace poco más de una semana gobierna Francisco Rafael Sagasti mientras se esperan las elecciones programadas para el mes de abril de 2021.

El pueblo peruano esta cansado de la inestabilidad, la corrupción y la injusticia que rodean tanto a los presidentes como al poder legislativo. Bajo el gobierno de Vizcarra, el Congreso fue disuelto y un nuevo Congreso se encargó luego de destituir al presidente que prometía acabar con la corrupción.

En apoyo al destituido Vizcarra, la juventud peruana salió a las calles a reclamar en contra del nuevo presidente Merino que, luego de 5 días al mando, debió renunciar. El 17 de noviembre asumió Francisco Sagasti. La sociedad peruana esta conmovida y hay quienes comparan las manifestaciones que hoy colman las calles de Lima con las que colmaron las de Santiago de Chile el año pasado.

Quizás te interese leer: «#ChileDespertó: el feminismo en el camino hacia la nueva Constitución», por Loló Fernández Bravo

La destitución de vizcarra

Martín Vizcarra asumió como presidente de Perú en 2018 luego de que Pedro Pablo Kuczynski presentara su renuncia declarando que había sido obstaculizado y atacado por la mayoría legislativa que había creado un clima de ingobernabilidad. 

La destitución de Vizcarra fue aprobada por el Congreso con 105 votos el pasado 9 de noviembre bajo acusaciones de corrupción por supuestos hechos acontecidos en su etapa como gobernador de la región de Moquegua. Al día siguiente asumió Manuel Merino, quien gobernaría por menos de una semana.

Vizcarra fue acusado de recibir hace seis años más de 630.000 dólares en coimas. Aunque muchos peruanos coinciden con que debe ser investigado y eventualmente sancionado, también opinan que se le debió permitir concluir su mandato hasta julio de 2021. Muchos también criticaron la actuación de los legisladores que destituyeron al presidente pues piensan que ahora el país debe centrarse en solucionar la grave crisis económica y sanitaria.

 «No voy a tomar ninguna acción legal, no quiero que de ninguna manera se pueda entender que mi espíritu de servicio al pueblo haya sido tan solo una voluntad de ejercer el poder».

Martín Vizcarra, expresidente de Perú.

La mayoría de la ciudadanía peruana consideró que la destitución de Vizcarra fue una ruptura a la independencia de poderes, causada por grupos políticos vinculados con corrupción y con conflictos de intereses. Además, casi ningún gobierno vecino saludó la llegada de Merino al poder, salvo Paraguay.

estallido social en lima

Manuel Merino comenzó su mandato con «el pie izquierdo» porque los manifestantes no tardaron en salir a las calles para expresar su descontento con el nuevo presidente, asegurando que no los representa. Miles de jóvenes se concentraron y gritaron: «¡Merino, escucha, el pueblo te repudia!».

Fuente: El siglo

Como no es novedad en las manifestaciones, la represión por parte de la policía no tardó en llegar: dos victimas fatales y gran cantidad de heridos fueron resultado del conflicto en donde gases lacrimógenos y disparos al aire no faltaron.

La presión social fue tal que Merino no logró terminar su primera semana de mandato y presentó su renuncia. El 17 de noviembre asumió Francisco Sagasti, un congresista del Partido Morado cuya objetivo primordial es tranquilizar y esperanzar a un pueblo que esta harto de la corrupción y de que las autoridades no los representen.

Sagasti: promesas economicas y adiós a la cúpula policial

Francisco Sagasti tiene la oportunidad de ganarse al pueblo peruano para así poder evitar los conflictos y completar lo que queda de mandato hasta el mes de abril, en el cual se darían las elecciones. Tras asumir como presidente interino, en su primer discurso, anunció que sus prioridades serían el combate al coronavirus y la reactivación de la economía y la educación.

Busca comenzar con el pie correcto: renovó la cúpula de la policía tras la polémica generada por la represión en las manifestaciones y las denuncias de los familiares de los fallecidos que declararon intimidación y vigilancia por parte de policías a lo largo de varios días.

Como política económica, Perú emitió deuda a 100 años. El presidente interino había anticipado que planeaba concretar en el corto plazo la colocación de nuevos bonos para financiar el altísimo déficit fiscal y el pago de intereses y obligaciones de antiguos compromisos con vencimiento en 2021.

El nuevo presidente destacó que las demandas de las movilizaciones deben ser escuchadas y servir para que la clase política cambie «la forma tan nociva en que hemos estado ejerciendo la política». Además, agregó que «los jóvenes se han convertido en protagonistas, nos reclaman representación y espacios de participación política. Para que la política cambie necesita a los jóvenes».

Ya con Sagasti como presidente, continuaron las movilizaciones en varias ciudades del país pero no contra el gobierno sino contra la representación parlamentaria que originó la crisis política actual y contra esa clase política que el nuevo presidente criticó en su mensaje de toma de mando.


Fuentes:


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app