Gracias, Thelma

Gracias, Thelma.

Mirá cómo nos empoderaste: aumentaron los llamados a la línea 144, circulan decenas de cuentas en Instagram donde denunciar violencia machista y María del Cerro confesó públicamente, por primera vez, que fue abusada sexualmente a los once años.

Intentaron llamarlo «el #MeToo argentino», pero ese nombre nos quedó chico. La valentía de Thelma Fardín y la organización de la colectiva de actrices argentinas generó una repercusión de enorme escala. Desde el martes, luego de la denuncia pública de quien fuera actriz en la novela juvenil Patito Feo contra Juan Darthés por violación y abuso cometidos en 2009, en un efecto dominó se han multiplicado los llamados al 144, la línea de prevención de violencia contra la mujer.

Asimismo, la línea contra abuso sexual infantil del Ministerio de Justicia de la Nación recibió un incremento de llamadas que ronda el 1240%, solo hasta ayer por la tarde.

la-actriz-argentina-thelma-fardin-denuncia-al-tambien-actor-juan-darthes-por-violacion
Thelma Fardín en la conferencia de prensa de Actrices Argentinas.

Anoche, luego de bailar en la pista de Showmatch, Mery del Cerro rompió en llanto cuando comentó que la confesión de Thelma no le había permitido concentrarse en los ensayos para el certamen: por primera vez, después de 22 años, pudo poner en palabras que padeció un abuso sexual cuando tenía solo once años de edad.

Según afirmó la modelo y conductora, «No lo sabía nadie, ni mi mamá, ni mi papá. Se están enterando ahora». Las bailarinas, Florencia Peña, Laura Fernández y más mujeres que se encontraban cercanas al escenario la contuvieron en un abrazo colectivo.

A raíz de la confesión de Mery del Cerro en horario prime time, la modelo e influencer de Instagram @el_efectodoppler, quien hace algunos meses hizo público que fue víctima de abusos y violación por parte de exparejas, declaró:

«Mi mamá es fiel seguidora del programa. Yo justo estaba ahí cuando todas se levantaron a abrazarla y me puse a llorar. Mi mamá me habló y me dijo: «Ahora nos damos cuenta». Seguido de eso, me confesó, probablemente también por primera vez, que ella a los 13 años fue abusada en la farmacia donde trabajaba, reiteradas veces. Mi mamá fue abusada. Mi mamá que sabe del feminismo hace tres años. Mi mamá que conoce los abusos que sufrí. Mi mamá que se da cuenta. Mi mamá que habló viendo esto. Por favor, no digan que este tipo de programas con «feministas de cartón» solo alimentan la misoginia. Estos programas con pizcas de feminismo, con discursos y testimonios LLEGAN. Llegan a mucha gente, a nuestras madres, abuelas, tías y primas. Les llega y no se callan mas».

UOCj2zflH_1256x620__1

En la misma red social, a lo largo de los últimos tres días, han surgido innumerables cuentas para denunciar abusos, violaciones y acosos de diferentes localidades del conurbano bonaerense. Reciben mensajes directos que publican de forma anónima o con los nombres de las denunciantes, según lo que especifiquen ellas. (*)

Además, circulan por Twitter y Facebook testimonios desgarradores de cientos de mujeres que, producto de lo que algunos especialistas llaman efecto identificación, cuentan situaciones de abuso que han padecido en manos de hombres luego de sentirse identificadas en las palabras de Thelma y de quienes comunicaron sus casos.

Con la misma magnitud, distintas ONG feministas están recepcionando múltiples llamados de mujeres que cuentan experiencias de violencia sexual de diversa índole y buscan asesoramiento. La casa del Encuentro, Furia Feminista y Salud Activa son algunas de las organizaciones que hicieron público este aumento, según una nota del portal de noticias Ambito.

Durante el siglo pasado el socialismo nos decía que la revolución se hacía tomando el poder por las armas. Esta semana, el feminismo argentino dejó en claro que juntas y organizadas somos imparables, así que ¿por qué no vas a deconstruirte, Marx? Nosotras sabemos que la sociedad no se transforma por las armas, sino desde la comunicación. Organizando la rabia, defendiendo la alegría, venciendo el dolor y el miedo. Y juntas, siempre juntas.


 

(*) Lista de cuentas de Instagram donde denunciar públicamente:

Zona sur

Monte Grande

La Plata

Berazategui

Villa Ballester

LGTBIQ+

Colegio Nacional Buenos Aires

Sin especificar ubicación:

Los Martin Fierro y sus mil caras

El pasado domingo se llevó a cabo la entrega de los premios Martín Fierro, edición 2018. Si bien lo usual es que se haga foco en la ceremonia principal, este año hubo muchos más aspectos en torno a estos premios.

La previa

Durante la tarde del domingo, se llevó a cabo una convocatoria realizada por el colectivo Actrices Argentinas para gritar al unísono por el aborto legal, seguro y gratuito. La concentración se realizó en la puerta del Congreso y contó con la presencia de reconocidas actrices.

De0TDcUXkAEMm2w.jpg

Se pudo ver con el pañuelo en alto a Dolores Fonzi (una de las caras más visibles de este colectivo durante el último tiempo), Nancy Dupláa, Carla Peterson, Griselda y Leticia Siciliani, Lali Esposito, Jimena Barón, Florencia De La V, Gloria Carrá, Muriel Santa Ana, Veronica Lozano y Florencia Peña, entre otras figuras.

La ceremonia

Tras dejar el Congreso, las actrices se prepararon para la premiación. Lali Espósito fue la encargada de abrir la ceremonia, y al finalizar su acto alzó el pañuelo verde en el aire.

lali_esposito-48cb9

Durante toda la noche, actrices (y actores) vistieron detalles verdes a modo de visibilización de su apoyo a la legalización del aborto. Muches optaron por llevar el pañuelo atado a sus muñecas, otres por tenerlo presente durante sus ternas donde lo mostraban en pantalla. También hubo cintas verdes, anillos, bufandas, e incluso Santiago Del Moro lució un saco verde.

Las que más resaltaron fueron Julieta Ortega, que lució un vestido verde e hizo mención a la causa durante la alfombra roja, y Eva De Dominici, que lució un vestido con inscripciones relacionadas a la campaña de legalización del aborto.

A pesar de todos estos detalles, las encargadas de la cobertura oficial de la alfombra roja, Paula Chávez y Zaira Nara, no preguntaron a ningún invitado el por qué de sus prendas verdes. Esta actitud fue muy criticada en redes.

Quienes subieron a recibir sus premios también aprovecharon para mencionar la causa.

«Apuesten a la educación y no a la inquisición. Tráigannos al siglo XXI. Saquen a las mujeres de la libertad condicional y hagan historia», exigió Cristina Pérez, conductora de Telefé Noticias

«Las mujeres sean unidas, porque esa es la ley primera», dijo Violeta Urtizberea mientras vestía su Martín Fierro con el pañuelo verde.

En alusión a la fecha (3 de junio), se hizo un pequeño segmento donde se habló de la violencia de género. Marley, conductor de la ceremonia, mencionó que cada invitado tenía en la mesa un pin conmemorativo que podía lucir. Nancy Dupláa y Carla Peterson, desde el Puente de la Mujer, dijeron unas palabras.

Sin embargo, todo esto fue opacado cuando Polémica en el Bar, conducido por Mariano Iúdica, ganó el premio de la categoría Humor. Lejos queda el discurso sobre #NiUnaMenos que organizó APTRA, si luego le concede un premio a un programa que hace años reproduce conductas machistas.

Sin ir más lejos, su conductor fue parte de un visible caso de acoso en vivo cuando besó a su compañera Pia Shaw luego de que su compañero Guido Zaffora hiciera lo mismo como parte de una representación de la noticia que estaban contando.

Si bien Shaw salió a decir en redes que fue un paso de comedia pactado con sus compañeros de programa, su cara de incomodidad durante la secuencia no dijo lo mismo. Las redes se hicieron eco de lo sucedido, así como de la indignación tras el galardón entregado a Polémica en el Bar.

«Cuando gana Polémica en el Bar, me siento orgullosa de no haber ganado»- Erika Halvorsen (Nominada en la categoría «Mejor Autor/Libretista»)

«¿El que está sobre el escenario es el señor que cree que mostrar un acoso colectivo en la tele es gracioso?» – Soledad Vallejos

«¿Polémica en el Bar? ¿En serio? ¿Me están jodiendo? ¡Con Iúdica, encima! Cierren todo» – Karin Zavala

Lo que no te mostraron

Fuera del Hotel Alvear Icon, donde se realizó la ceremonia, había otro reclamo. Los trabajadores de prensa se manifestaron contra los despidos y la precarización laboral que están sufriendo. Con la consigna #QueNoTeApaguenLosMediosPúblicos estuvieron presentes toda la noche.

Con la presencia de SiPreBA, Satsaid y Cositmecos, reclamaron por los despidos arbitrarios en Télam y Televisión Pública, denunciando así un apagón informativo y censura durante la gestión de Hernán Lombardi.

Puertas adentro, varios periodistas hicieron eco del reclamo de sus colegas y muchas figuras posaron con el cartel que decía «No apaguen los medios públicos». Mariana Contartesi, ganadora en la terna «Mejor labor periodística femenina», expresó su apoyo a los colegas despedidos durante sus agradecimientos, así como también lo hizo Guillermo Panizza, ganador del premio al «Mejor Movilero/Cronista».


Fuentes:
Los Andes
Actrices Argentinas
La Nación
SiPreBA
La Izquierda Diario