#AbortoLegal2020 Lo que el debate en Diputados nos dejó

Artículo escrito en colaboración por Julieta Iriarte y Tatiana Fernández Santos


A 15 años de la creación de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito y a dos años de que la marea verde se volviera irrefrenable, se logró media sanción en Diputados para que el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo sea ley. Encontrá en esta nota qué pasó en la sesión, cómo fueron los votos por partido, cuál es la normativa actual que garantiza las interrupciones legales del embarazo y cómo sigue el tratamiento del proyecto en la Cámara de Senadores.

El viernes 11 de diciembre de 2020 a las 7:25 de la mañana y después de más de 20 horas de debate, la Cámara de Diputados de la Nación le dio media sanción al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo con 131 votos a favor, 117 en contra y 6 abstenciones. 

Afuera del Congreso, entre banderas y pañuelos verdes, militantes de agrupaciones feministas, grupos de amigues y personas autoconvocadas que pasaron la noche en la vigilia se abrazaban y festejaban entre lágrimas y cantos un paso más hacia la ampliación de derechos de todas las personas gestantes, sean mujeres, varones o nobinaries: «Aborto legal en el hospital».

Votos por partido 

De les 131 diputades del bloque del Frente de Todos, 81 votaron a favor, 30 en contra y 3 se abstuvieron. Daniel Ferreyra, de Santiago del Estero, fue uno de quienes decidieron abstenerse, luego de que su hija recibiera amenazas

En el bloque Pro-Cambiemos, 10 diputades votaron a favor, 40 en contra y uno se abstuvo. Sofía Brambilla (Pro-Corrientes) y Héctor Stefani (Pro-Tierra del Fuego) votaron a favor en 2018 y ayer cambiaron su voto hacia el no.

En el bloque de la Coalición Cívica cuatro diputades votaron a favor, nueve en contra y una se abstuvo.

Cambio en los votos

Alejandra Vigo, diputada por Córdoba Federal y esposa del gobernador de Córdoba Juan Schiaretti, pasó de abstenerse en la votación de 2018 a votar de forma negativa el proyecto actual: «No queremos que sigan muriendo más mujeres, pero hacerlo libre no es la respuesta», argumentó. 

Roxana Reyes (UCR-Santa Cruz) y Aída Ayala (UCR-Chaco) también habían dado su voto afirmativo en 2018 y decidieron votar en contra esta vez. Por su parte, Flavia Morales, del Frente de la Concordia de Misiones fue la única que, habiendo votado negativamente en 2018, cambió su voto al sí esta vez. 

El debate, que empezó a las 11 de la mañana del jueves y terminó el viernes a las 7 de la mañana, tuvo exposiciones de la más amplia variedad tanto a favor como en contra del proyecto y, también, muchos argumentos vacíos con datos incomprobables y fuentes no reveladas. 

Entre los argumentos de quienes votaron a favor de la IVE, se hizo hincapié en la defensa de los derechos de «las mujeres y cuerpos gestantes», el fin a la clandestinidad y la responsabilidad del Estado para con elles. Mientras tanto, los sectores de representación celeste desviaron el foco del debate a la «inconstitucionalidad» del proyecto, la defensa de la vida de «los niños por nacer» y lo inoportuno que resultaba el momento en el que se estaba debatiendo (respecto al contexto de la pandemia de COVID-19). 

Qué dijeron les diputades

Walter Correa, diputado del Frente de Todos por la provincia de Buenos Aires, expresó que: «Por mi condición de género, considero que no corresponde y por eso recurro a este texto escrito por la trabajadora del cuero, Laura Lázaro, integrante de mujeres sindicalistas de la corriente federal de los trabajadores CGT» antes de proceder a leer dicho texto.

Ayelén Spósito, diputada del Frente de Todos por la provincia de Río Negro, argumentó que: «Cuando hablamos de cuerpos gestantes no solo las mujeres que tenemos ovarios y útero tenemos la capacidad de gestar. Hay muchas identidades invisibilizadas como los hombres trans que también abortan y muchas veces son discriminados e invisibilizados cuando llegan al sistema de salud. Esta lucha también se la debemos a elles»

Mara Brawer, diputada del Frente de Todos por la Ciudad de Buenos Aires, cuestionó los mandatos impuestos a las mujeres respecto a la maternidad cuando preguntó: «¿Qué pasa con las sexualidades no reproductivas? ¿Con las mujeres que no quieren maternar? Cruje el sistema patriarcal». 

La diputada de la UCR por Córdoba, Brenda Austin, manifestó: «Venimos a saldar esta deuda de la democracia, las 3 mil mujeres muertas que pesan sobre las espaldas de este Congreso. Se nos ha dicho que no es el momento. Yo digo: ¿cuándo es el momento?»

Dentro de las voces que se pronunciaron en contra, Luis Contigiani, del Frente Progresista, Civico y Social – Santa Fe sostuvo que: «Tienen que visibilizar que hay vida en el feto. Puede ser una vida biológica pero después puede ser un conjunto de células, puede ser un tumor. Ese es el drama que nos separa, es el concepto de vida humana»

Por su parte, José Luis Patiño, del Bloque PRO por CABA, asentó su postura diciendo que: «No hablamos desde la moral ni la ciencia porque somos políticos y tratamos de dar soluciones políticas. Considero que esta ley es una mala ley y es inaplicable. […] Mi forma de resistir es abstenerme». 

Jorge Enriquez, del Bloque Pro por CABA, mandó a todes a que: «Vayan a las villas, no cacareen tanto, y vean cuál es la riqueza para esa mujer que tiene un hijo. ¡Esa es su verdadera riqueza! Porque no tiene la cloaca, no tiene agua, no tiene la posibilidad de acceder a una vida digna»

Quizás te interese leer: «Será ley», por Micaela Minelli

Normativa actual para la Interrupción Legal del Embarazo

En 1921, el Congreso de la Nación Argentina reguló la interrupción de embarazos en el Código Penal y determinó que los abortos no son punibles si corre riesgo la vida o salud de la mujer o «si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente».

Este último punto generó distintas interpretaciones hasta que, en 2012, el Fallo FAL de la Corte Suprema de Justicia determinó que serán abortos no punibles aquellos que sean producto de una violación y aquellos en los que esté en peligro la vida y la salud de la persona gestante.

En diciembre de 2019, el Ministerio de Salud de la Nación actualizó el protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE), donde se sostiene el concepto integral de salud como una de las causales para garantizar las ILEs. Según la OMS, la salud implica el «completo estado de bienestar físico, psíquico y social, y no solamente la ausencia de enfermedades o afecciones».

29 de diciembre: DE CARA AL SENADO

El proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) se giró a un plenario acotado de tres comisiones de la Cámara Alta: la iniciativa se comenzará a tratar el lunes por les senadores de la Banca de la Mujer; Justicia y Asuntos Penales; y Salud. 

La senadora Norma Durango, presidenta de la Banca de la Mujer, señaló en conversación con El Destape Radio que el objetivo es que la iniciativa oficial esté en condiciones de ser votada el martes 29 de diciembre y aseguró que: «Esta vez tenemos posibilidades de lograr la sanción en el Senado. Sino sería un retraso» y cerró: «Esto no es un problema de creencias, es un problema de salud pública».


Imagen de portada: Revista Colibrí (Alana Rodríguez)


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Perú: tres presidentes en un mes y manifestaciones populares

Todos los mandatarios que gobernaron Perú en los últimos 20 años terminaron involucrados en escándalos de corrupción, en especial relacionados a la constructora Odebrecht. Desde 2016 hasta la fecha, desfilaron por el poder ejecutivo cuatro presidentes distintos, tres de ellos en el lapso de este mes de noviembre. Desde hace poco más de una semana gobierna Francisco Rafael Sagasti mientras se esperan las elecciones programadas para el mes de abril de 2021.

El pueblo peruano esta cansado de la inestabilidad, la corrupción y la injusticia que rodean tanto a los presidentes como al poder legislativo. Bajo el gobierno de Vizcarra, el Congreso fue disuelto y un nuevo Congreso se encargó luego de destituir al presidente que prometía acabar con la corrupción.

En apoyo al destituido Vizcarra, la juventud peruana salió a las calles a reclamar en contra del nuevo presidente Merino que, luego de 5 días al mando, debió renunciar. El 17 de noviembre asumió Francisco Sagasti. La sociedad peruana esta conmovida y hay quienes comparan las manifestaciones que hoy colman las calles de Lima con las que colmaron las de Santiago de Chile el año pasado.

Quizás te interese leer: «#ChileDespertó: el feminismo en el camino hacia la nueva Constitución», por Loló Fernández Bravo

La destitución de vizcarra

Martín Vizcarra asumió como presidente de Perú en 2018 luego de que Pedro Pablo Kuczynski presentara su renuncia declarando que había sido obstaculizado y atacado por la mayoría legislativa que había creado un clima de ingobernabilidad. 

La destitución de Vizcarra fue aprobada por el Congreso con 105 votos el pasado 9 de noviembre bajo acusaciones de corrupción por supuestos hechos acontecidos en su etapa como gobernador de la región de Moquegua. Al día siguiente asumió Manuel Merino, quien gobernaría por menos de una semana.

Vizcarra fue acusado de recibir hace seis años más de 630.000 dólares en coimas. Aunque muchos peruanos coinciden con que debe ser investigado y eventualmente sancionado, también opinan que se le debió permitir concluir su mandato hasta julio de 2021. Muchos también criticaron la actuación de los legisladores que destituyeron al presidente pues piensan que ahora el país debe centrarse en solucionar la grave crisis económica y sanitaria.

 «No voy a tomar ninguna acción legal, no quiero que de ninguna manera se pueda entender que mi espíritu de servicio al pueblo haya sido tan solo una voluntad de ejercer el poder».

Martín Vizcarra, expresidente de Perú.

La mayoría de la ciudadanía peruana consideró que la destitución de Vizcarra fue una ruptura a la independencia de poderes, causada por grupos políticos vinculados con corrupción y con conflictos de intereses. Además, casi ningún gobierno vecino saludó la llegada de Merino al poder, salvo Paraguay.

estallido social en lima

Manuel Merino comenzó su mandato con «el pie izquierdo» porque los manifestantes no tardaron en salir a las calles para expresar su descontento con el nuevo presidente, asegurando que no los representa. Miles de jóvenes se concentraron y gritaron: «¡Merino, escucha, el pueblo te repudia!».

Fuente: El siglo

Como no es novedad en las manifestaciones, la represión por parte de la policía no tardó en llegar: dos victimas fatales y gran cantidad de heridos fueron resultado del conflicto en donde gases lacrimógenos y disparos al aire no faltaron.

La presión social fue tal que Merino no logró terminar su primera semana de mandato y presentó su renuncia. El 17 de noviembre asumió Francisco Sagasti, un congresista del Partido Morado cuya objetivo primordial es tranquilizar y esperanzar a un pueblo que esta harto de la corrupción y de que las autoridades no los representen.

Sagasti: promesas economicas y adiós a la cúpula policial

Francisco Sagasti tiene la oportunidad de ganarse al pueblo peruano para así poder evitar los conflictos y completar lo que queda de mandato hasta el mes de abril, en el cual se darían las elecciones. Tras asumir como presidente interino, en su primer discurso, anunció que sus prioridades serían el combate al coronavirus y la reactivación de la economía y la educación.

Busca comenzar con el pie correcto: renovó la cúpula de la policía tras la polémica generada por la represión en las manifestaciones y las denuncias de los familiares de los fallecidos que declararon intimidación y vigilancia por parte de policías a lo largo de varios días.

Como política económica, Perú emitió deuda a 100 años. El presidente interino había anticipado que planeaba concretar en el corto plazo la colocación de nuevos bonos para financiar el altísimo déficit fiscal y el pago de intereses y obligaciones de antiguos compromisos con vencimiento en 2021.

El nuevo presidente destacó que las demandas de las movilizaciones deben ser escuchadas y servir para que la clase política cambie «la forma tan nociva en que hemos estado ejerciendo la política». Además, agregó que «los jóvenes se han convertido en protagonistas, nos reclaman representación y espacios de participación política. Para que la política cambie necesita a los jóvenes».

Ya con Sagasti como presidente, continuaron las movilizaciones en varias ciudades del país pero no contra el gobierno sino contra la representación parlamentaria que originó la crisis política actual y contra esa clase política que el nuevo presidente criticó en su mensaje de toma de mando.


Fuentes:


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Un día, el Congreso debatió el voto femenino

Un día como hoy, 23 de septiembre pero en 1947, se promulgó la ley 13.010 sobre los Derechos Políticos de la Mujer, más conocida como «ley del voto femenino». Esta ley, que fue producto de una lucha de años de las pocas agrupaciones existentes en la época y militantes feministas, significó una transformación profunda en el rol de la mujer dentro de la esfera social y política. 

Hasta ese momento, en lo que refería al sistema electoral, existía la ley Sáenz Peña de 1912 que establecía el voto secreto y obligatorio, aunque habilitaba únicamente a los hombres mayores de 18 años nacidos en Argentina. Cabe destacar que los varones eran los únicos que tenían otro documento (la libreta de enrolamiento) además del acta de nacimiento.

Este triunfo, promovido y logrado por Eva Perón en la primera presidencia de Juan Domingo Perón, fue la conquista de una demanda histórica llevada adelante por mujeres de distintos espacios como las sufragistas, las socialistas y las radicales entre otras. 

El primer antecedente de voto emitido por una mujer se dio en 1911. La médica Julieta Lanteri, mediante un juicio, demostró tener todos los requisitos para poder hacerlo: ser ciudadano mayor de edad, saber leer y escribir, ejercer alguna profesión y tener domicilio en la ciudad de votación. Después de esto se agregaron mayores requisitos, como la libreta de enrolamiento, y los intentos por votar una ley quedaron en el camino a pesar de la cantidad de proyectos elevados. 

La necesidad de que el sufragio fuera para todos y todas era cada vez más latente. Aunque quienes pedían ahora no eran sólo las intelectuales de élite (como Victoria Ocampo) sino también mujeres sindicales y trabajadoras. Cuando el escenario político fue permeable a este pedido, se llevó al Congreso. Pero ¿qué pasó en el debate? ¿Qué opinaban los legisladores? 

Si bien la mayoría estaba de acuerdo con aprobar la ley, la discusión se daba en torno a los derechos y las obligaciones que iban a tener las mujeres y el impacto que esto iba a provocar. A pesar de que los legisladores no eran los conservadores de 1932, que discutían las capacidades mentales y físicas de las mujeres para ver si podían votar, no dejaba de preocupar a muchos sectores cómo estos nuevos votos influirían en las elecciones y cuánta libertad de acción tendrían. 

El artículo 1 de la ley equiparaba los derechos políticos de la mujer con los del hombre, lo que llevó a pensar a los hombres en la posibilidad de una futura mujer presidente. «[…] Si la equiparación es absoluta, tendríamos la posibilidad de que una mujer fuera presidente de la República contra lo que dispone, en mi concepto, la Constitución[…]», expresaba el senador Antille en referencia a que la ley suprema estaba escrita en masculino. 

El senador Ramella le contestó al respecto: «Considero que no habría ninguna dificultad de orden práctico en eso, debido a que la historia nos ha dado suficientes ejemplos de mujeres que han estado al frente de estados en épocas pretéritas: por ejemplo, Isabel la Católica».

Sin embargo, el senador Ramella entendía que dar su voto a favor de la ley no significaba sólo eso. Así lo expresó en el debate: «Esta ley que va a votar el Senado implica el reconocimiento de los derechos políticos de las mujeres, pero de ninguna implica sustraer a la mujer de su función primordial, fundamental en la sociedad, que es la de ser madre de familia, custodia de los hogares».

El diputado Sobral cuestionaba lo siguiente: «Mientras no rompamos con la escuela unisexual, la que defiende la iglesia católica, no habremos preparado a la mujer para la participación en la vida social», y agregaba: «No hay que preguntarse si la mujer está preparada para votar sino si el hombre está preparado para ver actuar y votar a la mujer a su lado». 

Estos discursos representan lo que pensaban los legisladores de la época, hombres por cierto, respecto a tener la potestad y gran responsabilidad de dar ese gran paso. La ley iba a salir de todas maneras pero lo interesante recae en todo lo que tuvieron que debatir al respecto: retomar antecedentes mundiales, referirse a lo que pasaba en otros países, asumir que la mujer habitaba otros espacios (como la fábrica) y entender que tiene capacidad, entre otras cosas. Todo para legitimar, ellos, los hombres de la patria, a la mujer como sujeta política en el país y el mundo. 

El voto de la mujer en el mundo 

Los primeros países que contaron con una ley de voto femenino fueron Nueva Zelanda,
en 1893; Australia, en 1902; Finlandia, en 1906; Noruega, en 1909; la Federación Rusa, Irlanda y Suecia, en 1918; Canadá e Inglaterra, en 1919.

Afganistán y Kuwait recién otorgaron ese derecho en 2003 y 2005, respectivamente, y en 2015, las mujeres de Arabia Saudita votaron por primera vez en una elección municipal. En América Latina, Ecuador fue el primer país que reconoció el derecho a votar de las mujeres en 1929, seguido por Uruguay, en 1932, y Cuba, en 1934. El último país fue Paraguay, en 1961.


No puedo ver tanto desastre organizado

Bronca cuando ríen, satisfechos,
al haber comprado sus derechos.

capture-20171214-182924
“Tienen que tener cuidado los diputados de no atropellar a las fuerzas del orden”.

Bronca cuando se hacen moralistas
y entran a correr a los artistas.
Bronca cuando, a plena luz del día,
sacan a pasear su hipocresía.

 

DRCCaf_WAAInnrx.jpg
La policía de Patricia Bullrich le tira gas pimienta a la diputada del FPV Mayra Mendoza.

Bronca de la brava, de la mía,
bronca que se puede recitar.

 

capture-20171214-183250
«Al mismo tiempo, señor presidente y señores diputados, les quiero decir que dos diputados de nuestro bloque, la diputada Mayra Mendoza y el diputado Mario Martinez, están siendo atendidos en la enfermería porque fueron reprimidos por el cerco policial que se hizo para evitar que esta sesión funcione».

Para los que toman lo que es nuestro
con el guante de disimular.
Para el que maneja los piolines
de la marioneta universal.

DRBqmv6W0AAe5NA

Para el que ha marcado las barajas
y recibe siempre la mejor.
Con el as de espadas nos domina
y con el de bastos entra a dar y dar y dar…

 

DRBo_RRW0AI_jem

¡Marcha! Un, dos…
No puedo ver
tanta mentira organizada
sin responder con voz ronca
mi bronca,
mi bronca.

DRCaFiLXcAAXpve.jpg

Bronca porque matan con descaro,
pero nunca nada queda claro.

DRCeZCeX0AAoJVu.jpg
Bronca porque roba el asaltante
pero también roba el comerciante.
Bronca porque está prohibido todo,
hasta lo que haré de cualquier modo.

Bronca porque no se paga fianza
si nos encarcelan la esperanza.
Los que mandan tienen este mundo
repodrido y dividido en dos;
culpa de su afán de conquistarse
por la fuerza o por la explotación.

DRCB8TOXUAEHvUx

Bronca pues, entonces, cuando quieren
que me corte el pelo sin razón,
es mejor tener el pelo libre
que la libertad con fijador.

arton923471
“Un policía me tiró a medio metro. Tengo diez impactos de bala de goma. Estaba con mi cámara quieto y casi sin ver, recuperándome, y me dispararon a medio metro”. Pablo Piovano, uno de los mejores fotógrafos de la Argentina.

¡Marcha! Un, dos…
No puedo ver
tanto desastre organizado,


sin responder con voz ronca
mi bronca,
mi bronca.
Bronca sin fusiles y sin bombas;
bronca con los dos dedos en V.
Bronca que también es esperanza.
Marcha de la bronca y de la fe.


Escribir es difícil cuando te aborda una profunda tristeza e impotencia. La música no tiene edad, es verdad, pero la historia se repite. ¿Qué esperamos como ciudadanxs? ¿Qué esperamos como personas civilizadas?

Lxs invito a reflexionar, apagar todo un momento y pensar qué espera cada unx de nuestro país, ¿hasta cuando seguiremos así? No importa si los votaste o no, no importa si te arrepentís o no, no importa si te defraudaron.

Ahora pensá, ¿en qué casos se justifica la violencia?

En ninguno.

¿En qué casos se justifica la violencia del gobierno nacional hacia su propio pueblo?

En ninguno.

Pensá, ponete en el lugar del otro. ¿Qué pasaría si fueses vos, tus abuelxs, tus hijxs?

Abrí los ojos, mirá lo que sucede a tu alrededor y gritá de bronca.

Marcha de la bronca, Pedro y Pablo.


Fuente imágenes

Red Nacional de Medios Alternativos