El periodismo en la calle: 56 trabajadorxs despedidxs en Clarín

En año de elecciones presidenciales, siguen los despidos de periodistas y comunicadores. Medios emblemáticos que cierran, editoriales que despiden a todo su personal y ahora se suman los despidos en el diario Clarín; diario que percibe una pauta millonaria por parte del Estado pero que, sin embargo, dejó sin aviso previo a 56 empleadxs en la calle. 

Ocurrió el día 17 de abril. Hasta el momento, son 56 lxs trabajadorxs despedidxs en  AGEA, editora de los diarios Clarín y Olé, responsable de publicaciones como Ñ, Viva, ELLE y de servicios como Clarín 365 y ArgenProp. Todos pertenecientes al poderoso grupo.

Al llegar e intentar ingresar a sus lugares de trabajo, las personas se encontraron con todo vallado y la presencia de la policía federal, encargada de decir quiénes podían ingresar y quiénes habían sido despedidxs. Un final triste e injusto para muchxs de lxs que allí trabajaban, quienes habían recibido un correo electrónico durante la madrugada en el que se les decía que iban a prescindir de sus servicios. Sin causales ni justificaciones, dejaron en la calle tanto a periodistas de 23 años como a gente que tenía una antigüedad de 30 o 40 años de trabajo. 

Cabe destacar que Clarín es el diario más beneficiado por el gobierno de Mauricio Macri: recibe 1400 millones de pesos en pauta estatal. ¿Qué significa esto para la transparencia de la información y la construcción de lo que es noticiable y lo que no en una realidad que nos golpea a –casi– todxs por igual en el día a día? Solo unxs pocxs beneficiadxs tienen el alcance económico suficiente para que una crisis como la que estamos atravesando no les afecte y, precisamente, no son (somos) lxs trabajadorxs.

Tanto adentro como afuera, el clima era hostil, tristísimo. «Es un velorio», decían. Lxs que estaban adentro, en la redacción, no trabajaban. Estaban en asamblea permanente. Periodistas, amigxs, familiares, reporterxs gráficxs, todxs presentes para acompañar. Es tan nefasto lo que está ocurriendo que es sólo eso lo que podemos hacer. Acompañar e ir tendiendo manos para saber que no estamos tan solxs en la oscuridad de los días.

Entre lxs tantxs afectadxs, hubo nombres que resonaron más: el caso de Fernando Otero, quien trabajaba hacía 20 años en Olé y perdió a su hijo, a su madre y a su tía en un accidente de autos; el fotográfo Rubén Diglio, quién llevaba más de veinte años trabajando para Clarín y con tan solo dos años más se jubilaba.

«No nos merecíamos ser tratados como perros», declaró Rubén ante la prensa.

Rubén no había recibido el correo, se enteró de su despido al llegar al lugar; echaron también a un periodista que había sido padre el día anterior y a una periodista con una beba de ocho meses. La injusticia de los poderosos no hizo excepciones.

A los despidos se suman los llamados «retiros voluntarios» que el medio venía proponiendo desde hace ya tiempo. Así, muchxs trabajadorxs firmaron su retiro en un clima que los empujaba a tomar esa decisión. En tiempo de crisis, los medios siempre hicieron este tipo de maniobras. En los años 2000 y 2001 obraron de forma casi idéntica y despidieron a más de cien empleadxs.

47dfca3b23d804042bee21d2a9bdb76f_MAIN
Imagen: Tiempo Argentino

Construcciones ante la crisis

El periodismo (y todos los oficios que atañen a la comunicación en general) son profesiones históricamente precarizadas, con horas de trabajo en la calle, de noche, con horarios inciertos, corridas, condiciones adversas y más.

Las cosas parecen no cambiar dentro de los grandes conglomerados mediáticos. Según un relevamiento de SiPreBA, desde 2015 hasta hoy alrededor de 3500 trabajadores de prensa se quedaron sin trabajo solo en la ciudad de Buenos Aires.

El tiempo de lucha es este. Está en nosotrxs, comunicadorxs, pararnos ante tanta adversidad y ver qué y cómo hacemos para laburar, para salir adelante. Está en lxs que de una forma u otra leen y hacen circular las noticias, qué tipos de medios consumen, a quiénes creen y cómo traducen tamañas injusticias a la hora de elegir un medio de información que, en algunos casos (sabemos) será una empresa que vele por su propios intereses económicos y políticos.

Por eso, la ley de medios fue, y es, tan urgente e importante. El gobierno que no la respeta ni la promueve, ¿será un gobierno que tenga información para ocultar?


Fuentes:

Testimonios de un día histórico

Bárbara, Romi, Lucio y Romina son algunas de las voces de las tantas que se escucharon en el Paro Internacional de las Mujeres el pasado martes 8 de marzo y cada uno tiene un vértice diferente pero importante que une el conjunto de la lucha por la igualdad.

Al son de los tambores, lxs chicxs bailaban y cantaban en marcha hacia la Plaza de Mayo, mientras que Bárbara, la secretaria nacional de la Federación Argentina LGBT, alzaba su voz para explicarnos qué estaba defendiendo en ese día internacional de las mujeres.

¿Por qué vinieron a la marcha?

Porque queremos un futuro para nuestras niñas y niños trans seguros, porque hay cada vez más homofobia, más transfobia.

Nosotros estamos en una campaña que se llama “Respetame como soy”, pertenecemos a la Federación Argentina LGBTyQ y trabajamos con más de 30 familias en el hospital Pedro de Elizalde. Trabajamos con niños de desde cuatro años a los 19 y acompañamos a la familia en el tránsito del amor, la comprensión y el acompañamiento de los niños porque creemos que cuanto más temprano se manifieste la identidad de género más felices son los niños.

IMG_4703
Bárbara y su compañera sosteniendo el cartel de la Secretaría de Infancias Trans

Al llegar a una esquina que cortaba la Av. de Mayo nos encontramos con una pancarta enorme y atrás cientos de mujeres preparadas para ubicarse en su lugar correspondiente en la columna que marchaba hacia la plaza, una de las que sostenía parte del cartel era Romina.

¿Por qué estas hoy acá?

Porque soy parte del colectivo Ni Una Menos y soy feminista por supuesto.

¿Qué estás defendiendo?

Defiendo todo el documento que elaboramos en la asamblea durante varios meses del colectivo y de todas las organizaciones que participaron y básicamente piden por los derechos de la mujer, esto es por igual trabajo igual salario, el derecho al aborto libre, legal y en hospitales públicos, la no persecución policial a las trabajadoras sexuales, el libre derecho a decidir sobre tu propio cuerpo, por la seguridad de las mujeres, porque nos matan a una mujer cada 18 horas en nuestro país, para que se cumplan TODOS los derechos de la mujer.

¿Qué es para vos el colectivo Ni Una Menos?

Yo participo hace poco porque, por supuesto, soy feminista hace mucho tiempo leí muchas cosas, pero no iba a la acción más que de vez en cuando a las marchas, así que yo me acerqué a las chicas y empecé a participar de las asambleas y ahora soy parte de esto y me parece que estaría bueno que mucha gente pasara de la contemplación a la acción.

IMG_4696
Romi junto a todas sus compañeras de Ni Una Menos

Más adelante, casi llegando a la Plaza, Lucio, delegado del Ministerio de Economía, nos contó por qué estaba ahí firme sosteniendo la punta de un cartel largo que describía “#PARAMOS por Mayra y Romina!!”

Estamos en un plan de lucha para la reincorporación de dos compañeras y nuestro lema de hoy es que nos estamos movilizando porque “NiUnaMenos hoy en el Ministerio de Hacienda” sea que reincorporen a Mayra y a Romina. Romina ha sido despedida por su condición de madre, le han adjudicado baja productividad en uso de su licencia que está consagrada en el convenio y esto es un atropello a los derechos de los trabajadores de todo el Ministerio de Hacienda y particularmente un desprecio completo por parte de los funcionarios hacia las trabajadoras y a su condición de madres. Simultáneamente estamos acá luchando por la reincorporación de Mayra que es una compañera que es delegada de su sector que ha sido despedida por organizar a su sector el año pasado en la lucha contra los 160 despidos que hubo en el ministerio y en definitiva los nuevos funcionarios se valen de toda la situación de precarización laboral que ocurre en el ministerio (de hecho las dos compañeras están precarizadas sujetas a una renovación contractual anual hace más de siete años) por lo tanto los nuevos funcionarios del macrismo se valen de la precarización que deja el kirchnerismo y en un plan de ataque hacia nuestras condiciones de trabajo de la organización del ministerio de economía que ha luchado brutalmente contra los despidos y contra las rebajas salariales que han intentado imponer, ahora atacan a estas dos compañeras. Entonces, más que presente, más que oportuna esta movilización y el conjunto de las trabajadoras en el paro internacional de las mujeres, como dice nuestro volante: “que haga temblar la tierra” por los derechos de las compañeras del ministerio de hacienda porque este es un golpe en conjunto a los trabajadores. El macrismo está en una avanzada hacia los convenios colectivos, tratando de dañar nuestros derechos y particularmente se vale de la condición de madre de una compañera y de una compañera delegada que ha luchado contra los despidos. Entonces el ministerio se ha puesto de pie luchando por las reincorporaciones de estas dos compañeras en el entendimiento de que en estos dos despidos está presente un ataque hacia los trabajadores del ministerio. Por eso hoy más que nunca nos movilizamos, el lunes con los docentes, ayer (martes) con la manifestación de la CGT y hoy (miércoles) no podemos estar ausente en esta movilización mundial de las mujeres por la reincorporación de Mayra y Romina y por todos los derechos de los trabajadores.

«El macrismo está en una avanzada hacia los convenios colectivos, tratando de dañar nuestros derechos y particularmente se vale de la condición de madre de una compañera y de una compañera delegada que ha luchado contra los despidos.»

Luego, nos invitó a que escuchemos el testimonio de Romina que, con su nena dormida cómodamente entre sus brazos, nos brindó sus palabras para esclarecer un poco más la situación que está viviendo:

Trabajaba en el ministerio de economía, 5 años en auditoria interna y fui mama en noviembre de 2015 y con el cambio de gestión, el año pasado, apenas ella cumplió un año, la auditora nueva decidió echarme, no me renovó el contrato. Las justificaciones que uso fue que había usado el lactario, que fue en el periodo que yo estuve amamantando a mi hija, que había faltado mucho, aunque yo ni siquiera había pasado las licencias del convenio ni nada y después como todo esto se lo argumente, termino diciendo como que no había sido productiva. Nadie en ningún momento me había dicho nada por el estilo, ni me habían llamado la atención por el tema.

Todo tiene que ver con el uso de los derechos, porque dentro del área yo era la única q usaba el lactario, que es un espacio que en realidad fue conquistado porque antes no existía, y uno cuando es mamá necesita un lugar donde poder sacarse leche y poder sostener la lactancia materna. Y esto incluso viene desde una mujer, ni siquiera tiene que ver con una cuestión de género, es que ella desde su lugar de poder me dijo directamente en la cara mientras yo le argumentaba (encima ella entró en septiembre, ni siquiera me conocía) que no me conocía como trabajaba, que nunca me habían llamado la atención y que la maternidad te atraviesa pero que yo seguía siendo la misma profesional y con la misma capacidad de trabajar y ella me dijo directamente que no le importaba que yo tuviera “un crio de un año”, que iba a tomar la decisión que tenía que tomar y a los dos días me llamó y me dijo que no me iba a renovar el contrato.

Entonces acá estoy, peleándola, y sigo sin trabajo, además la situación está mucho peor a 6 meses atrás.

WhatsApp Image 2017-03-10 at 01.28.jpg
Por los derechos de todxs lxs trabajadorxs.