28 de mayo: Día Mundial de la Higiene Menstrual

Cada 28 de mayo se celebra el Día Mundial de la Higiene Menstrual, una iniciativa que busca dejar los tabúes de lado y hablar de menstruación.

Esta iniciativa, que comenzó la ONG Wash United, busca no sólo hablar sobre menstruación, sino también sobre los problemas que genera la falta de educación al respecto y la importancia que tiene en la vida de quienes mes a mes atraviesan su ciclo menstrual.

Desde la ONG, lanzan nuevos informes todos los años para derribar mitos sobre la menstruación y dar información fidedigna. Además, buscan concientizar y poner de manifiesto el impacto que tiene la menstruación en la salud física y emocional de las personas.

86ae847bc114abfffd2dfa8a0a694e65
«Educar sobre menstruación cambia todo». |Foto: Menstrual Hygiene Day.

La falta de información (que a muches podría sorprender por su alcance) va desde no saber qué es el ciclo menstrual y por qué se produce hasta tener extraños rituales durante los días en los que se está menstruando. Un ejemplo es lo que ocurre en Nepal, donde las personas menstruantes deben dormir lejos de sus familias durante su período e incluso se les prohibe comer ciertos alimentos.

En nuestro país, una de las principales causas de desinformación es la falta de implementación de la Ley de Educación Sexual Integral. Al día de hoy, muches niñes siguen sin saber cómo funciona su cuerpo y cómo debería ser un ciclo menstrual «normal». También se desconoce que hay muchos métodos de higiene que pueden ser utilizados más allá de las toallitas femeninas o los tampones.

Otro de los problemas que rodean a la menstruación es los precios altos de los productos de higiene. Hoy, en Argentina, un paquete de toallitas femeninas de 8 unidades cuesta alrededor de $25 y uno de tampones de 8 unidades ronda los $30 (varía según la marca).  De acuerdo con un estudio de Economía Feminista, el costo de menstruar por año puede llegar a rondar los $1000.

La falta de políticas implementadas alrededor del mundo también se hace visible en los ámbitos escolar y laboral. Son muchos los países donde les niñes se ausentan de clases durante su ciclo, no solo debido a las molestias y el malestar que puede causar sino debido al estigma que hay alrededor de la menstruación y la falta de lugares apropiados para la higiene menstrual.

La menstruación no solo implica un gran gasto: es también una pérdida de ingresos por las ausencias al trabajo. En el ámbito laboral, las personas en edad menstrual ocupan el 40% de la población laboral activa. Si bien en algunos convenios de trabajo se estipula una cantidad de días «femeninos» que dan la posibilidad de ausentarse, esto no ocurre en todos lados.

El año pasado, Economía Femini(s)ta comenzó su proyecto #MenstruAcción. Desde entonces, en cada marcha a la que asisten reciben donaciones de productos de higiene menstrual así como también firmas para lograr un proyecto de ley que le quite el IVA a dichos productos.

foto_menst_1_-64125
Invitación al «Menstruversario» | Foto: Economía Femini(s)ta

Este 28 de mayo, se extendió la invitación a la gente a acercarse al Congreso de la Nación vistiendo alguna prenda de color bordó para festejar el primer año del proyecto y seguir exigiendo por la quita del IVA y la distribución gratuita de productos de higiene menstrual.

 

Notas relacionadas:
La desigualdad se tiñe de rojo
Me vino la #MenstruAcción
Cosa de mujeres: Menstruación, Género y Poder

 


Fuentes:

Foto de portada:

Bolsillo femenino: el impuesto que no deberías pagar

Que la brecha salarial entre hombres y mujeres existe no es novedad. Tampoco lo es el hecho de que, a lo largo de los años, ha habido una constante devaluación de la labor femenina. El sexismo institucionalizado, la discriminación por género y las distintas valoraciones del trabajo no solo generan que la mujer gane menos, sino que también deba pagar más.

¿Cuál es el tributo que no deberías pagar? La “Tasa rosa”, el “Impuesto rosa” o el “Pink Tax” aparece en la década de 1990 en California, Estados Unidos. Como sostiene Valeria Chávez (Infobae), esta recarga del 30% a determinados productos es la cara menos visible de la desigualdad de género, que afecta silenciosamente a la economía de todas las mujeres del mundo.

pictoline impuesto rosa
Imagen: Pictoline.

Este tipo de impuesto encubierto sí suele ser reconocido en productos de higiene íntima, en aquellos relacionados con la menstruación (como toallitas, tampones y copas menstruales), pero no solo afecta a estos sino que también se extiende a otros elementos, que tienen un valor más alto por el simple hecho de ser «femeninos».

Es decir que, aunque se trate del mismo producto que usan los hombres, solo por estar “orientado” a las mujeres recibirá el recargo. El descabellado “impuesto rosa” es aplicable a desodorantes, afeitadoras descartables, perfumes, cremas y chupetes, entre otros.

En base a todos estos datos, la Fundación FEIM (Fundación de Estudio e Investigación de la Mujer) lanzó una campaña de denuncia en las redes sociales, donde se encarga de visibilizar, mediante el hashtag #NOPINKTAX, la diferencia de valores.

La consigna es sacar una foto que muestre la desigualdad, o escribir la diferencia de aquellos productos (iguales) que detenten una variación en los precios, según estén dirigidos a hombres o a mujeres.

Algunas de las disparidades que FEIM destaca son:

  • Ibuprofeno: genérico $37 / mujeres $39.
  • Mochilas: niño $549 / niña $679.
  • Cepillo de dientes: niño $48,99 / niña $50,89.
  • Chupetes: niño $219 / niña $235.
  • Afeitadora descartable: masculina $68,49 /  femenina $72,45.
  • Desodorante (bodyspray): masculino $58,80 / femenino $65,45.

Según el portal Bigbangnews, basado en los dichos de Mabel Bianco (Fundación FEIM):

 “En Argentina, el ingreso salarial de las mujeres es 27% menor al de los varones y la tasa de actividad es 46,1%, inferior a la de los hombres (que alcanza el 69,6%). A esta desigualdad hay que sumarle el impuesto rosa. En promedio, los productos para mujeres cuestan un 7% más que los productos similares para hombres”.

Bianco también habló con Infobae, en donde sostuvo que:

“Esto tiene una estrecha relación con el hecho que las mujeres siguen siendo las que más tiempo dedican al cuidado no remunerado, lo que implica que son las encargadas de la mayoría de las decisiones de compras del hogar, muebles, insumos, ropa para todos los miembros del grupo familiar. Por esto, son el target principal del márketing y las estrategias de consumo».

Para más información: Infobae: Pink Tax. También se puede encontrar a Fundación FEIM en Twitter bajo el usuario @FundacionFEIM, para participar de la campaña y estar al tanto de las últimas novedades.


Fuentes
Página12
Bigbangnews: Pink Tax argentino
Ámbito
Infobae