Paro internacional de las mujeres

Después del tuitazo nacional que llenó las redes de motivos por los cuales marchar este 8 de marzo te contamos un poco más de las actividades que se van a desarrollar, algunas campañas interesantes y datos que tenes que saber.

El paro internacional de las mujeres tiene como pilar cambiar el sentido que se le otorga a este día histórico en el cual, hace 107 años atrás,  100 mujeres de 17 países diferentes reunidas en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas proclamaron ese día para poder reclamar por la igualdad de derechos y en ese entonces por el sufragio universal.

Hoy en día, lastimosamente, aún quedan muchas cosas por las cuales manifestarse tanto en los aspectos económicos, profesionales como en los personales, y el día de la mujer está todavía muy lejos de ser uno de fiesta y celebración.

Es por eso que las mujeres no estamos tranquilas, tenemos las necesidad de ser escuchadas, leídas, retwitteadas, porque las ideas surgen, el cuerpo pide luchar y el tiempo de cambio es este, ahora, ya.

paro3

El Paro Internacional de Mujeres en Argentina se realizará el miércoles 8 de marzo, desde las 12 horas, cuando un “ruidazo” dará comienzo a la acción colectiva que confluirá en una movilización, a partir de las 17, desde Congreso hasta Plaza de Mayo. Además de nuestro país, américa latina y 30 países más de todo el mundo van a ser partícipes de este día histórico.

“En Islandia la medida del último paro de mujeres, consistió en entrar como todos los días a las 9 de la mañana pero dejar sus puestos de trabajo a las 2:38 PM (en vez de a las 5 PM) cumpliendo el 72 por ciento de su jornada laboral porque trabajaron el equivalente a lo que ganan con respecto a un varón. Si la misma medida se hubiese tomado en Argentina las mujeres deberían dejar su lugar de trabajo a las 2:00 PM. En Estados Unidos podrían irse a las 2:20 PM, pero si se trata de una mujer negra a las 1:48 PM o una latina a las 1:24 PM”, describe la Doctora en Economía Mercedes D’Alessandro, autora del libro “Economía Feminista”.

Me vino la Menstru-acción

Asimismo, desde el espacio en el que escribe D’Alessandro, Economía Feminista, se propulsó la idea de organizar una colecta  de productos de higiene femeninos (en especial copas menstruales) para hacerlos llegar a personas que los necesiten como una protesta ante los impuestos que no deberían tener estos productos y su acceso que tendría que garantizarse en institutos educativos, cárceles y espacios comunitarios.

C6ANIdgWgAA-0RC.jpg

Entonces, ¿te vamos a ver a vos marchando con nosotras? Pará, pensá y movilizate, tu voz es importante, vos sos importante.

 

Justicia por Romina y Abril Wilson

Las amigas de la madre e hija asesinadas hace dos años en Constitución organizaron una concentración en el congreso para pedir por justicia mañana a las 17.

Un 24 de febrero pero del 2015 los períodicos y portales web amanecieron con notas que describían un doble crimen sangriento donde una mujer de 44 años llamada Elizabeth Angélica Wilson (alías Romina) y su hija Stefanía Abril Wilson de 19 eran las lamentables víctimas de un asesino que engañó a la policía y escapó ( Juan José Campos quien mantenía una relación con la mayor de las víctimas).

Al cumplirse un año se realizó una marcha y pudieron detener al prófugo en Santa Fe debido a que una mujer lo reconoció después de ver su cara en las fotos de las pancartas que llevaron las chicas a la concentración.

img-20160216-wa0023

Ahora vuelven a exigir justicia para que se lleve a cabo el juicio (después de dos años), le den la querella plena a una de las tías y al grupo de amigas.

Stefanía Abril estudiaba danza y su mamá la acompañaba siempre.

«Romina iba al frente siempre, cuidaba mucho a su hija, no se callaba. Había criado a Abril sola. Nos costó mucho continuar con la danza. Quisimos seguir bailando en honor a Abril pero no pudimos seguir, en cambio nos movilizamos y buscamos justicia», relató en una entrevista a Crónica la amiga de Abril de las escuela de danzas árabes, Mercedes Villareal, quien mañana va a reclamar justicia una vez más.