Mujeres presentes, hoy y siempre

Nota por Karen Quevedo


La movilización del 8M desde todos sus aspectos.

Una multitud se congregó en Plaza Congreso el pasado 8 de marzo para reivindicar y defender los derechos de la mujer. Grupos feministas y simpatizantes de este movimiento social se acercaron hasta el centro de Buenos Aires para manifestarse en contra de la violencia machista y, al mismo tiempo, escuchar las consignas del acto que se proclamaban desde el escenario montado: el fin de los femicidios, el acoso callejero, la brecha salarial y la explotación sexual, entre otras cuestiones.

La movilización se llevó a cabo sin disturbios hasta que llegó la noche y, con ella, un grupo minoritario de mujeres con la cara cubierta que, bajo la consigna de “aborto legal”, atacaron la histórica catedral de Buenos Aires con fuego y pintadas en sus paredes. Los medios de comunicación focalizaron sus cámaras en ese grupo y esto provocó que las feministas, quienes alegaban no sentirse identificadas con dichas agresoras, quedaran duramente opacadas en ese momento.

IMG_4705.JPG
Las compañeras unidas en la lucha.

Más allá de tal incidente, el reclamo se extendió sin problemas durante todo el día. Las organizaciones políticas estuvieron presentes: se acercaron al Congreso militantes del Frente Renovador y del Frente para la Victoria, trabajadores de la Cámara de Diputados de la Nación y distintas agrupaciones que apoyan a la causa. Ade Thailand,más, cientos de personas que lo hicieron por cuenta propia, para marchar por los derechos de las mujeres.

En el ámbito internacional, nuestra tierra no fue la única que pidió el fin de la violencia machista. El reclamo de “Ni una menos” se hizo escuchar en 50 países: Australia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Cambodia, Chad, Chile, Colombia, República Dominicana, Corea del Sur, Costa Rica, República Checa, Ecuador, El Salvador, Fiji, Finlandia, Francia, Guatemala, Alemania, Honduras, Hungría, Irlanda del Norte, la República de Irlanda, Israel, Italia, México, Montenegro, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Rusia, Escocia, Senegal, España, Suecia, Tailandia, Turquía, Ucrania, Uruguay, el Reino Unido, Estados Unidos, Venezuela y Lituania.

IMG_4700.JPG
«Porque VIVAS nos queremos»

La marcha, catalogada como “#8M” por los autoconvocados que concurrieron, priorizó la idea principal del feminismo, es decir, la búsqueda de la igualdad entre el hombre y la mujer. Fuera de cualquier disturbio o intento de distorsión, ya habituales de los medios de comunicación, la consigna fue clara: las mujeres no quieren seguir formando parte de una sociedad que las denigra, que las explota, que las violenta. Las movilizaciones del Día Internacional de la Mujer reivindicaron que los grupos feministas alrededor del mundo seguirán dando pelea al grito de «vivas nos queremos».

Detenidas tras la marcha del #8M

Organizaciones feministas denunciaron que un grupo de mujeres fueron detenidas en distintas zonas del microcentro porteño luego de que finalice la multitudinaria marcha por el Paro Internacional de Mujeres. Tras un largo procedimiento, fueron liberadas ayer por la mañana.

Para festejar la gran convocatoria de la marcha, mujeres de diversas edades se juntaron en bares y pizzerías de la zona. Casi a medianoche, cuando terminaban de cenar, fueron brutalmente sorprendidas y detenidas por la Policía Federal.

La situación está agravada por el hecho de que algunas de las arrestadas son menores de edad, según confirmaron desde la Secretaría de Asuntos Institucionales del Consejo de la Magistratura de la Ciudad.

Laura Arnés, periodista de Página 12 y una de las últimas mujeres liberadas, supuso que “llegó la orden de llevar detenidas mujeres por algo que estaba pasando en la Catedral” pero aseguró que ellas no sabían nada de lo que estaba sucediendo ya que se encontraban lejos del lugar de los incidentes.

“Agarraron a una de nuestras compañeras de los pelos, la tiraron al piso, yo la quise defender, me tiraron a mí y me golpearon. Nos dijeron que eramos unas negras de mierda y que por eso íbamos a ir presas y que si nos resistíamos, nos iban a romper los brazos”, denunció la periodista.

Ocho de las detenidas fueron llevadas a la Comisaría 1°, para luego ser trasladadas a la Comuna 4 y un número mayor de mujeres y algunos hombres fueron repartidos en otras dependencias de la  Policía como las comisarias 4° y 30°. Asimismo, cuatro personas heridas fueron trasladadas al Hospital Argerich y un menor detenido en el Instituto Inchaustegui.

La directora del Instituto contra la Discriminación de la Ciudad de Buenos Aires, María Rachid, acusó que “salieron de cacería dos horas después y agarraron a las primeras que encontraron, que salían de una pizzería”.

A su vez, se denunció que algunos policías se encontraban sin identificación y que hasta entrada la madrugada se negaban a dar los nombres de las personas detenidas. Mucha de la información inmediata fue divulgada por las redes sociales gracias a compañeras que fueron testigos de los hechos.

Según Rachid «La causa de detención es por resistencia a la autoridad y daños», pero no se entiende ya que las mujeres no estaban causando disturbios en la vía pública.

Si bien las mujeres ya fueron liberadas, la causa sigue y se busca la recopilación de testimonios para generar las denuncias correspondientes a las irregularidades que se cometieron. UFEM y PROCUVIN distribuyeron números telefónicos a los cuales pueden comunicarse para brindar información.

La usuaria de Twitter @agosdelmal transmitió en vivo desde la comisaría 1 por la app Periscope.

 

Paro internacional de las mujeres

Después del tuitazo nacional que llenó las redes de motivos por los cuales marchar este 8 de marzo te contamos un poco más de las actividades que se van a desarrollar, algunas campañas interesantes y datos que tenes que saber.

El paro internacional de las mujeres tiene como pilar cambiar el sentido que se le otorga a este día histórico en el cual, hace 107 años atrás,  100 mujeres de 17 países diferentes reunidas en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas proclamaron ese día para poder reclamar por la igualdad de derechos y en ese entonces por el sufragio universal.

Hoy en día, lastimosamente, aún quedan muchas cosas por las cuales manifestarse tanto en los aspectos económicos, profesionales como en los personales, y el día de la mujer está todavía muy lejos de ser uno de fiesta y celebración.

Es por eso que las mujeres no estamos tranquilas, tenemos las necesidad de ser escuchadas, leídas, retwitteadas, porque las ideas surgen, el cuerpo pide luchar y el tiempo de cambio es este, ahora, ya.

paro3

El Paro Internacional de Mujeres en Argentina se realizará el miércoles 8 de marzo, desde las 12 horas, cuando un “ruidazo” dará comienzo a la acción colectiva que confluirá en una movilización, a partir de las 17, desde Congreso hasta Plaza de Mayo. Además de nuestro país, américa latina y 30 países más de todo el mundo van a ser partícipes de este día histórico.

“En Islandia la medida del último paro de mujeres, consistió en entrar como todos los días a las 9 de la mañana pero dejar sus puestos de trabajo a las 2:38 PM (en vez de a las 5 PM) cumpliendo el 72 por ciento de su jornada laboral porque trabajaron el equivalente a lo que ganan con respecto a un varón. Si la misma medida se hubiese tomado en Argentina las mujeres deberían dejar su lugar de trabajo a las 2:00 PM. En Estados Unidos podrían irse a las 2:20 PM, pero si se trata de una mujer negra a las 1:48 PM o una latina a las 1:24 PM”, describe la Doctora en Economía Mercedes D’Alessandro, autora del libro “Economía Feminista”.

Me vino la Menstru-acción

Asimismo, desde el espacio en el que escribe D’Alessandro, Economía Feminista, se propulsó la idea de organizar una colecta  de productos de higiene femeninos (en especial copas menstruales) para hacerlos llegar a personas que los necesiten como una protesta ante los impuestos que no deberían tener estos productos y su acceso que tendría que garantizarse en institutos educativos, cárceles y espacios comunitarios.

C6ANIdgWgAA-0RC.jpg

Entonces, ¿te vamos a ver a vos marchando con nosotras? Pará, pensá y movilizate, tu voz es importante, vos sos importante.