Top 5: artistas feministas que todes deberíamos conocer

En esta oportunidad, hablaremos de artistas latinanomericanes y feministas. Hemos realizado una selección de cada lenguaje de las artes y en el desarrollo de la nota te contamos por qué.

La construcción de espacios en el arte como agentes legitimadores quedó en el pasado. Las posibilidades de la digitalización y las redes invitan a nuevas formas de percepción del arte. Vivimos un momento histórico donde tenemos la posibilidad de repensar nuestro consumo de arte; para ello, les compartimos esta selección de artistas latinoamericanes que todes deberíamos conocer.


Piel de lava

Foto: Estrella Herrera.

Las primeras son «Piel de lava», una compañía teatral que defiende al grupo como una posición política. Ellas son Pilar Gamboa, Laura Paredes, Elisa Carricajo y Valeria Correa. Crearon la puesta en escena de «Petróleo», una obra teatral con una temática LGTBQ. Larguísimas colas y entradas agotadas para un argumento que intenta reconstruir y pensar a la transfobia en Argentina. También trabajaron en un film conocido como «La flor», donde las puestas en escenas reivindican a los personajes femeninos y reescriben los roles para reflexionar sobre nuestra corporalidad.

Rebeca Lane

Foto: Andy Cifuentes.

La segunda propuesta es una joya disponible en la plataforma YouTube, Rebeca Lane: una rapera guatemalteca feminista. Su obra sonora repiensa las problemáticas sociales como la memoria y la violencia. En 2014, ganó el primer premio con la «Cumbia de la Memoria». El recorrido audiovisual es explícito: muchas de las conquistas ganadas en las calles y en la marcha aparecen como registro en su producción.

Andrea Trotta

Foto: Fernando Pineda.

Si de mujeres con fuerza hablamos, no podemos no mencionar a esta artista matancera que pertenece a diversos colectivos: ella/elle es Andrea Trotta. Se define como artista visual perfomática y su recorrido nos deja en jaque. Sus acciones performáticas repiensan al cuerpo: por ejemplo, en la acción perfomática llamada «255», hace referencia a los feminicidios cometidos en 2015 hasta la fecha de la marcha #NiUnaMenos (04/06/2015).

Organismos como Mumalá o la Casa del Encuentro se encargaron de recopilar los datos —por supuesto, silenciados, casi escondidos entre los demás asesinatos, invisibilizando la violencia machista—. Le artista se recostó desnude sobre un círculo de pedazos de carbón contando en voz baja número a número. La desnudez invadió la sala, el sonido de los números perturbó y endureció el espacio. Encontrate con su obra acá.

Baila la chola

La cuarta propuesta son les pibes de «Baila la chola», una femi-murga con una obra sonora y sorora y un proyecto interesante: la constitución de un archivo de mujeres artistas. El paratexto digital expresa: «Dar a conocer a distintas mujeres artistas que no han sido o no son visibles, que estuvieron o están detrás de la figura de sus parejas o que no tuvieron lugar en la agenda machista. También para aquellas mujeres que pese a ser conocidas o haber sido difundidas, conviven en escenarios machistas y en desigualdad de condiciones». ¿Conocés algune artista cuya obra no se difunda? ¡Avisale y la publican acá!

Albertina Carri

Foto: Bernardino Avila.

Le últime de la lista va con tarea para el finde: se trata de Albertina Carri, creadora/e del film «Las hijas del fuego», una película erótica hecha por una mujer del colectivo LGTBQ+ hacia nosotres. La obra invita a ver ¡una buena porno! en la que el placer y los vínculos se redirigen camino a la psiquis de le espectadore directo a disfrutar del estímulo audiovisual, donde el placer lésbico y la sororidad son protagonistas, entre algunos enredos existenciales. Averiguá más acá.


Querides lectores, para cerrar esta breve nota de recomendaciones les invitamos seguir a les artistas en sus redes sociales. ¡Banquemos el arte popular!


Imagen de portada: Catalina


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

«Petróleo»: una grieta en la dura convivencia entre hombres

Reseña teatral por Denise Griffith


«Que nada nos defina. Que nada nos sujete. Que sea la libertad nuestra propia sustancia».

Simone de Beauvoir

Petróleo arranca con la voz en off de una mujer que narra cómo funcionan las cosas en un pozo petrolero. Lo que vemos después son cuatro trabajadores que se construyen una convivencia, con sus propias formas de pasar el tiempo en el trailer donde viven. Pulseadas, charlas sobre mujeres, comidas, chicaneo.

En esta comedia de tinte inocente, tres de ellos se conocen desde hace ya un tiempo pero uno es nuevo: el Palla (Elisa Carricajo), con su estilo indie y su valija, que llega para desestabilizar todo. Formo (Valeria Correa) es el más curioso y Monto (Laura Paredes) el más temeroso. El Carli (Pilar Gamboa) es tosco, brusco, elocuente. Ellos se manejan como pueden en un espacio diminuto. En este sentido, la obra es profundamente vincular.

«Había algo en la manera de vincularse, en la energía de la broma pesada, tan de los ambientes donde se fomenta esa masculinidad y la complicidad para la maldad», declaró Laura Paredes en una entrevista de Infobae.

petroleo

Además de lo jocoso, hay, también, una lucha de poder entre el Carli (el líder) y el Palla: el Carli, mucho más preocupado por su masculinidad que el Palla, que un poco se burla de todo eso. Sin embargo, en medio de ese frío terrible, todos se sienten cada vez más a gusto entre ellos y se redescubren. La iniciativa de deconstrucción de uno se vuelve contagiosa para el resto, lo cual recuerda la lucha del colectivo feminista, en el que el movimiento de unx gesta algo en otrxs.

La escenografía, el vestuario y la puesta en escena, impecables. Laura Fernández en la dramaturgia y la dirección también hace un buen trabajo en esta propuesta audaz. Las actuaciones son espectaculares; le creí a las actrices en cada minuto: las voces, los gestos, la manera de caminar… Lo que surge como una experimentación deviene en un espectáculo que se lee y siente natural.

Con su quinta obra, Piel de Lava logra deslumbrar a su público, que no para de reír ni de aplaudir al final de la función. Se aborda la temática del género como construcción social pero de una manera perspicaz y se usan los estereotipos para que los terminen derribando.

Al mismo tiempo, la obra le gana por goleada al patriarcado en el contexto del petróleo, territorio inexplorado en teatro que a la mayoría nos es ajeno y resulta original e interesante. Lejos de ser una creación densa y dramática, Petróleo es, ante todo, una obra risueña para pasarla bien mirando una ficción distinta de lo que hay en cartel.


Piel de lava estará presentando su obra «Petróleo» en el Teatro Metropolitan Sura (av. Corrientes 1343, Buenos Aires) los días martes a las 20 h, a partir del 7 de mayo. Las entradas pueden adquirirse desde Plateanet.