La cantera del diablo

Un secreto a voces. La naturalización del abuso, el sacar provecho de la inocencia y la necesidad, el quedarse callado por miedo. El deporte finalmente abrió las puertas de una realidad que todos imaginaban pero nadie quería creer.

Pasaron casi ya tres semanas desde que la noticia salió a la luz: el Club Atlético Independiente denunció una red que prostituía a los jugadores de las inferiores que se alojaban en la pensión del club. Desde entonces, se han conocido nuevas denuncias de abusos en el mundo del deporte.

El caso Independiente

not_916057_22_082416.jpg
La pensión del Club Atlético Independiente | Fuente: Ámbito Financiero

Todo comenzó cuando uno de los chicos que vivían en la pensión comentó lo que estaba pasando. El psicólogo de la institución alertó a las autoridades y casi de manera inmediata Fernando Berón (Coordinador de las Inferiores del Club) realizó la denuncia.

Desde entonces, la causa que está a cargo de la fiscal María Soledad Garibaldi, de la UFI N° 4 de Avellaneda, no ha hecho más que agrandarse y rodearse de escándalos.

Hasta ahora hay cinco detenidos, acusados de ser parte de una red que prostituía a los jugadores de las inferiores del club a cambio de regalos y dinero: Leonardo Cohen Arazi (relacionista público), Martín Bustos (árbitro), Silvio Fleyta (estudiante), Juan Manuel Diaz Vallone (organizador de torneos/representante de jugadores) y Alejandro Carlos Dal Cin (organizador de torneos).

Las víctimas confirmadas serían siete, pero la fiscal dio a conocer que podría haber otras diez. Algunos seguían en Independiente y otros ya estaban en otros clubes.

Esta red funcionaba a partir de la vulnerabilidad de las víctimas: chicos que vienen de distintas provincias del país, que no conocen a nadie y tienen la ilusión de pegarla en el fútbol. Esta red se encargaba de seducirlos con promesas económicas, con conseguirles botines, ropa e incluso pasajes para ir a visitar a sus familias.

En medio del caso, estalló un escándalo en la mesa de Mirtha Legrand. Fue cuando Natacha Jaitt, conocida por no guardarse nada, dio detalles sobre posibles involucrados en la causa. Habló de periodistas reconocidos y figuras del espectáculo.

Sin embargo, el Procurador General de la Provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, durante una conferencia de prensa se encargó de aclarar que no figuran tales nombres en la causa. Aun así, Jaitt fue citada a declarar a la UFI N° 4 y se prevé que lo hará la semana próxima, tras reprogramar la declaración que debía realizar la semana pasada argumentando que la habían amenazado si hablaba.

Si bien aún no se sabe a ciencia cierta, la fiscal Garibaldi dijo que es posible que esta red exceda al club.

Los casos que se destaparon

Tras la denuncia realizada por Independiente, no tardaron en llegar denuncias de otros clubes. Así fue como desde la ONG Ayuda a Víctimas de Violación (AViVi) se denunciaron casos de abusos en el Club Atlético River Plate.

byd75kgig_720x0__1.jpg
Comunicado del Club Atlético River Plate | Fuente: Diario Clarín

La denuncia se realizó a raíz del testimonio de una médica que trabajó en el club y supo de ciertas situaciones fuera de lo habitual que ocurrían dentro de la institución. Entre las personas señaladas como victimarios se habla de quienes ingresaban al club y abusaban de los chicos y también de un médico.

0701_werthein_g_coa
Gerardo Werthein, director del COA | Fuente: Prensa COA

También se dio a conocer que el Comité Olímpico Argentino, a través de su presidente Gerardo Werthein, presentó una denuncia contra un entrenador de la Selección Argentina de Gimnasia Artística por casos de abusos que habrían ocurrido en los años 90 y de los cuales se tomó conocimiento hace poco tiempo.

Durante una reunión de amigos, un exgimnasta se quebró y contó lo que le había sucedido. Tras ese relato, hubo varios exgimnastas que se sumaron y contaron diversas situaciones vividas con ese mismo entrenador.


Fuentes:
Infobae
Revista Anfibia
Perfil
Brown Online
Página 12
La Nación

 

¿Y qué tal si venimos todos a pernoctar?

Pernocte es el podcast conducido por Paula Gimenez que este año lanzó su segunda temporada. Sexo sin tabúes y sin prejuicios, género, feminismo y mucho más.

Esto no es todo lo que siempre quisiste saber sobre sexo y no te animaste a preguntar. Es todo lo que querés hacer con el sexo, y no te animás

De una manera por completo desprejuiciada, Pernocte se mete a explorar los tabúes en cuanto a la sexualidad. Con muchos testimonios y algo de humor, nos adentramos en un mundo del que aún nos faltan conocer muchísimas cosas.

Su primera temporada, que cuenta con seis episodios, explora el por qué de las relaciones sexuales entre los humanos y nuestra diferencia con el reino animal, la pornografía, los prejuicios que se tienen con las mujeres en cuanto a su sexualidad, cómo se las retrata en la publicidad y por qué, las parejas swingers o abiertas, la asexualidad, las practicas BDSM y los mitos sobre los orgasmos.

Cada episodio cuenta con la presencia de diversos invitados. Sexólogos, psicólogos, publicitarios, periodistas y directores de cine porno son solo algunos de los entrevistados. Entre los nombres más destacados podemos encontrar a Juan Carlos Kusnetzoff, reconocido sexólogo; integrantes de El Gato y La Caja, portal web que se dedica a la divulgación científica sobre temas de interés general; Hernan Panessi, periodista y escritor del libro «Porno Argento: historia del cine nacional triple X»;  Bimbo Godoy, comediante, conductora de radio y reconocida feminista, entre otros.

En la nueva temporada, que lanzó su primer episodio el pasado 21 de agosto, ya se ha abordado la problemática que se genera alrededor del trabajo sexual y sus trabajadorxs, el movimiento abolicionista y los prejuicios sobre el sexo y la gordura.

Este podcast, que esperamos haya llegado para quedarse, nos invita a sacarnos de encima los prejuicios y todos los tabúes para explorar nuestra sexualidad de manera libre, nos abre las puertas hacia lugares que aún no conocíamos y nos plantea nuevos interrogantes. Animémonos a pernoctar, y disfrutemos sin tantas vueltas.

Pernocte es una producción de Posta FM, y puede escucharse desde su página web, su app para IOS y Android, en AudioBoom y Spotify, en todos de manera gratuita.


Su conductora, Paula Gimenez, también conocida como YoFermina en las redes, es periodista, redactora en Diario Registrado y encargada del suplemento Erotismo Registradoel cual está más que relacionado con el contenido de este podcast. Tiene también una columna en Wachas, programa que se emite los miércoles de 21 hs a 23 hs en Radio Led. Es feminista y participante activa en las redes que apoyan al movimiento de mujeres, ya sea desde sus tweets o en sus artículos.



Imágenes
Posta FM

Hay una mujer muerta

Hay una mujer muerta es una obra teatral que tiene como objetivo principal reflexionar sobre la prostitución y la trata de personas.

Un dibujo de una casa y una ruta con la frase “alguien que ayude” lleva escrito un billete arrugado que reparten en la entrada para poder ingresar. Ese es el primer escalofrío que te correrá por la espalda, pero definitivamente no será el último.  

La obra dirigida y adaptada por Ana Maestroni muestra una historia ficticia dentro de un contexto real, que se compone por escenas pequeñas, despojadas de exuberantes escenografías. El arte de la iluminación y las espectaculares actuaciones construyen una trágica puesta en escena.

Una habitación en penumbra. Fotos de chicas con el mismo rostro. Gritos de chicas sin rostro. Oscuridad. Esta es la antesala de un escalofriante burdel de barrio, donde la ambigua construcción de los personajes muestra lo que es vivir en la cotidianeidad del horror.

Un proxeneta (Daniel Liendro) y una mujer triste (Laura Mosquera) son los personajes que van mutando a medida que la historia avanza. La ambivalencia se encarga de mostrar que la gente de mierda también sufre y que, en ocasiones, se debe asumir un rol muy fuerte para sobrevivir.

“El arte, si hay algo que no tiene que tener, es obviedad. Yo siempre digo que hay que contar una historia puntual sin moralizar. Nosotros estamos contando esta historia, que obviamente habla, pero no ponemos ninguna pancarta”, nos cuenta Maestroni.

Reflexionar en soledad

En lugar de hablar de la trata, el espectáculo cuenta con recursos interesantes para que sea el espectador quien reflexione sobre la trata. Los apagones son un recurso excepcional.

Al finalizar cada escena, el teatro queda a oscuras. El negro envuelve al público hasta hacerlo desaparecer y pareciera que uno se queda solo, a oscuras y en silencio.

El apagón, además de permitir que el espectador continúe y termine de armar cada escena, lo incita a pensar sobre lo que acaba de ver y tratar con la conciencia propia.

El arte como martillo

Parafraseando a Brecht, la directora nos cuenta que la obra, con texto original de Patricia Andrés, no busca funcionar como espejo de la realidad sino que busca darle forma.

“Yo creo que el objetivo principal para nosotros y para este tipo de estética es que la gente se vaya y tenga ganas de hacer algo, de cambiar algo. Si no, el teatro no sirve. Me parece que abre un espacio para que cualquiera, el que nunca se interesó en la trata o el que piensa mucho, diga ‘¿Qué pasa con la prostitución?’”.

La obra imperdible terminó con funciones agotadas en el mes de junio y volverá en septiembre a Capital Federal.

Para conocer más novedades, podés ingresar a su fan page y apoyar, de alguna forma, el teatro independiente.

 

Las sobrevivientes

La presidenta de la Asociación de Mujeres Argentinas por los Derechos Humanos (AMADH) charló con Escritura Feminista el pasado 3 de junio y afirmó su postura abolicionista frente a la reglamentación de la prostitución: «va a convertir a los proxenetas en empresarios, como pasó en Holanda y Alemania»

En la esquina entre Av de Mayo y 9 de Julio, una bandera violeta gigante llamaba la atención, «Campaña Nacional contra la violencia a las mujeres. No estamos solas, estamos organizadas», dictaba. Atrás se encontraban las mujeres preparadas para marchar a la plaza. Uno de los carteles que sostenían tenía dibujado dos manos cruzadas que formaban una paloma rosa y abajo las letras: AMADH.

Su sigla se puede confundir con la Asociación de Mujeres Meretrices Argentinas (AMMAR) y es que en un principio pertenecieron al mismo grupo. Ahora ya no. En el año 2003 luego de profundos debates sobre la validez de la figura de «trabajadoras sexuales» y su sindicalización decidieron desvincularse. No estaban de acuerdo, entonces decidieron crear AMADH con el objetivo de cumplir con el abolicionismo.

«La mayoría de nuestra organización la fundan sobrevivientes. Yo soy una sobreviviente del sistema, fui una mujer que estuvo en trata y después explotación sexual y después me quedé por 16 años ejerciendo la prostitución porque pedía ayuda y nadie me la brindó. Por eso es nuestra lucha, porque siempre pusieron el ojo para castigar a través de códigos represivos y contravencionales en perjuicio de las personas pero no en perjuicio de lo que tiene que hacer. Por eso trabajamos con la ley de trata, hoy tenemos una ley de trata porque nosotras llevamos más de 20 años haciendo denuncia y trabajamos y apoyamos para que hoy tengan las víctimas un juicio justo y puedan denunciar, hace 20 años atrás no lo tenían», explicó la presidenta de AMADH.

18835748_1266906180074937_8008856624840799775_n

La asociación se identifica con el movimiento abolicionista porque trabaja para visibilizar la problemática social del sistema de la prostitución. Entre esas están las mujeres travestis y trans que son las más perjudicadas, muchas veces invisibilizadas, que sufren represión, y el abandono del Estado Argentino que, por otro lado, también es abolicionista.

«Así como yo hay un montón de mujeres, que están sin trabajo. Les pedimos políticas públicas al Ministerio, hay un pequeño avance en el Ministerio de trabajo, una Resolución, un pequeño avance con el programa de “Ellas hacen”. Pero eso no es suficiente porque acá hay muchos años dentro de los calabozos y muchas que han quedado en el camino… no han podido estudiar en su momento, por eso digo, la libertad, por eso estamos acá también. Para defender esta libertad que tenemos y que podemos hablar, podemos estudiar, a eso apuntamos que una mujer si se tiene que prostituir porque es de emergencia, tenga la posibilidad de estudiar, pueda formarse laboralmente. Porque tenemos muchas compañeras que ya están grandes y terminan, y eso no quiere decir, no se crean con el discurso este mentiroso que quieren imponer en la Argentina ahora, que se reglamente la prostitución y vamos a salir de todo… no, este es un país corrupto y que ha vivido de la prostitución proxeneta, de la “justicia” y milicos por muchos años. Entonces no van a dejar así el poder ese ¿no?»

Existe un debate en nuestro país que se viene gestando hace años sobre la reglamentación de la prostitución y el reclamo de algunas trabajadoras sexuales que se afirman como tal. En defensa de esta postura, el colectivo Ammar cree que es necesario conseguir las condiciones dignas para realizar su trabajo y así salir de la clandestinidad  por esa razón también quieren organizarse como sindicato.

En cambio, AMADH toma una visión más profunda, teniendo en cuenta el contexto de nuestro país y tomando como ejemplo casos de países primermundistas como Holanda y Alemania.

«No necesitamos un gueto ni que nos pongan un carnet de trabajadoras sexual, porque es indignante de ver la cifra que aumentó en Holanda y en Alemania del proxenetismo, que no ha mejorado. Entonces hoy, si ellas se aferraran al abolicionismo y levantaran la bandera y entender que el abolicionismo es una herramienta de derechos humanos y que nadie te puede castigar más, cambiaríamos las cosas entre todas, ¿me entendés?

Eso no quiere decir que yo no me puedo llamar trabajadora sexual, me puedo, nosotras nos decimos mujeres en situación de prostitución todavía, a ver, el nombre, eso es problema de cada mujer como se quiera llamar, ahora el Estado no puede tomar eso como bandera porque este Estado es abolicionista.»

En el caso de Alemania, desde 2002 implementó una de las leyes más liberales respecto a la prostitución de toda Europa. El objetivo era mejorar el estatus legal de las mujeres, pero debido a que no tiene restricciones fronterizas con sus países vecinos, en los que las leyes de la prostitución son más restrictivas, se convirtió en un paraíso para consumidores de todos esos lugares, proxenetas y el tráfico humano.

Un documental de VICE Alemania, en la que establece contacto con trabajadoras sexuales, propietarios de burdeles, policías y otros funcionarios, muestra cómo esta legislación consiguió exactamente lo opuesto a lo que pretendía.

Por su parte, la periodista e investigadora inglesa, Julie Bindel,  editó un libro este año llamado «The Pimping of Prostitution, Abolishing the Sex Work Myth» (El proxenetismo de la prostitución, aboliendo el mito del trabajo sexual).

A lo largo de dos años, Bindel realizó 250 entrevistas en casi 40 países, ciudades y estados, viajando por Europa, Asia, América del Norte, Australia, Nueva Zelanda y África del Este y Sudáfrica. Visitando los burdeles legales de todo el mundo, Bindel conoció a proxenetas, pornógrafos, supervivientes del comercio sexual y mujeres vendidas por hombres clasificados como «empresarios empresariales». Bindel descubrió las mentiras, la mitología y las actividades criminales que envuelven este comercio global, y sugiere aquí un camino hacia adelante para las mujeres que buscan abolir La opresión más antigua. 

En una conferencia en la que Julie Bindil derrumbó el ideal del modelo holandés indicó: «Lo que realmente ha pasado es que se legalizó el proxenetismo. No hay nada realmente que se haya hecho legal para las mujeres. Técnicamente sí, pero más a fondo vemos que sólo entre el 5 y 10% de las de 20.000 a 30.000 mujeres en prostitución en Holanda se han registrado como prostitutas, pagan impuestos. Hay por lo tanto entre un 90 y un 95% de las mujeres que no se han registrado y siguen trabajando ilegalmente. Luego no las han ayudado pero sí han ayudado a los proxenetas.»

18893122_269141106893626_3040526544020979096_n
«El análisis más exhaustivo de la prostitución que haya leído» Victor Malarek, autor de ‘Las Natashas: dentro del nuevo comercio global del sexo’ y ‘Los John, sexo a la venta y los hombres que lo compran’

Para despedirse, la presidenta de AMADH recordó a Lohana Berkins y Diana Sacayan, dos activistas trans que lucharon por el reconocimiento de los derechos humanos, la inclusión y la igualdad de condiciones que ya no están, la última fue víctima de travesticidio.

«Yo tuve una suerte que muchas no las tuvieron, pude estudiar después de estar con un psiquiatra, psicólogo que me supieron apuntalar, compañeras dentro del feminismo, con Lohana que se nos fue, con Diana, que fueron gente con la que supimos ir derechito, poner una línea y caminar juntas y que hoy desgraciadamente las perdimos pero bueno, quedamos nosotras las que seguiremos en pie y seguiremos dando batalla por todas.»


Fuentes:

«Modelo Holandés»

Julie Bindil

Las trabajadoras sexuales de Alemania

El deseo y la lucha

AMMAR

Imágenes:

Asociación de Mujeres Argentinas por los Derechos Humanos