La lucha en las Reservas Naturales

Artículo escrito en colaboración por Estefanía Arena y Florencia Bareiro Gardenal


Estamos ante un colapso ambiental de tal magnitud que hablar de reservas naturales es casi una utopía pero, aunque en lo que va del año se arrasaron más de 300 mil hectáreas solamente en el Paraná, en Argentina hay un total de 600 mil km2 de este tipo de espacios verdes. Algunos de ellos, perdidos en ciudades de concreto, luchan por sobrevivir y seguir cumpliendo su función vital en nuestro mundo.

Grandes ciudades como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las que componen el área del Conurbano Bonaerense (juntas, el AMBA) están ubicadas en un territorio con un ecosistema particular que está siendo aplastado y ahogado con el cemento que construyen negocios inmobiliarios sin planificación urbana respetuosa con el medio ambiente. Hablamos de los humedales que, como consecuencia de esta situación, desaparecen cada vez más rápido dejando tratos sucios y rentables solo para algunos pocos. 

Según el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) de Buenos Aires, los humedales constituyen áreas de inundación temporal o permanente, tanto continentales como costeras, sujetas o no a la influencia de mareas, en las que se desarrollan ecosistemas diferentes a los acuáticos y terrestres.

«En la actualidad estos ecosistemas pasan desapercibidos o no son valorados en los procesos de gestión territorial, en la construcción de obras y la definición de usos del territorio».

OPDS (2019) Inventario de Humedales de la Provincia de Buenos Aires, Primer Informe: Aspectos metodológicos, identificación y delimitación.

Este informe considera que la importancia ambiental de los humedales radica en su elevada y variada provisión de bienes y servicios ecosistémicos. Estos bienes y servicios están directamente vinculados a las funciones ecológicas de los ecosistemas. Por eso, advierten que si se rellenan, se contribuye a su degradación porque se convierten en sistemas terrestres y, si se dragan, en sistemas acuáticos. Estas son situaciones que conducirían a la pérdida de los beneficios reguladores naturales irremplazables que proporcionan, con los riesgos y consecuencias que esto implica.

Quizás te interese leer: «¿Qué son los humedales? Hacia una ley que los proteja», por Tatiana Fernández Santos

En lo que va de 2020, ya hay alrededor de 200 mil hectáreas de humedales destruidas, sin mencionar los estragos en otros ecosistemas como bosques y selvas, entre otros. La importancia de los humedales radica en las diversas funciones que tienen en la regulación de los ciclos hidrológicos: prevención de inundaciones, retención de agua dulce, recarga de acuíferos y protección ante procesos de erosión costera y de suelos. También son los mayores contenedores de dióxido de carbono en la Tierra, ya que absorben mucho más que los bosques. El 40% de las especies viven y se reproducen en estos humedales. Asimismo, constituyen ambientes de alto valor paisajístico asociados al aprovechamiento turístico y recreativo.

Aspectos generales de las Regiones y Subregiones de Humedales (nivel I) de la Pcia. de Bs. As. Fuente: OPDS (2019) Inventario de Humedales de la Provincia de Buenos Aires, Primer Informe: Aspectos metodológicos, identificación y delimitación.

Los problemas que tienen estos lugares no son solamente las quemas ilegales para ganar terreno, si no que también son usados como basurales o para rellenar y llevar a cabo diversos negocios inmobiliarios en la zona. A simple vista, están completamente amenazados y no tienen ninguna protección legal a pesar de que reiteradas veces se la intentó concretar a través de proyectos legislativos.

En 2012, se empezó a impulsar un proyecto para lograr un presupuesto mínimo para la protección y uso racional y sostenible de los humedales. Aunque esto fue aprobado en el Senado de la Nación un año después, para 2015 no logró el suficiente apoyo en Cámara de Diputados. Por lo tanto, todavía no hay una ley que ampare estos ecosistemas. De igual forma, este proyecto (S-4279/15) no era una completa solución para las organizaciones, ya que tenía muchos vacíos legales. Uno de los puntos más importantes es que se buscaba garantizar medidas para que no se realice ningún tipo de actividades que alteren la conservación. En la actualidad, el presidente del bloque Frente de Todos, Máximo Kirchner, presentó un proyecto de ley para la protección de estas reservas, con intención de finalizar las quemas intencionales e ilegales.  

Los humedales ocupan casi un 21.5% del territorio de nuestro país y están en peligro. Por eso, les vecines autoconvocades de varios zonas del país, especialmente del área del Gran Buenos Aires, están buscando defender estos territorios, tratando de que los gobiernos municipales, provinciales y nacional implementen leyes que puedan proteger estos sectores.

La mayoría de las reservas en la ciudad no tienen protección específica. Pese a que el artículo 28 de la Ley 25.675 desampara a las personas que producen daños en el ecosistema, haciéndolos responsables de la reparación, todavía no hay personas jurídicas condenadas por los desmanes producidos este año. 

Desde Escritura Feminista sostenemos que esta situación es urgente. Ante un contexto general de colapso climático y también como habitantes de estos territorios, decidimos visibilizar la situación a través de un ciclo de entrevistas con les representantes de algunas de las reservas que existen en el país y específicamente en el conurbano bonaerense. Lo que tienen en común todos estos grupos es que fueron armados por les propies vecines de la zona.

Multisectorial Humedales – Delta del Paraná

Es un movimiento recientemente conformado que reclama la disminución inmediata del fuego y la identificación (y la penalización) de los responsables. También buscan promover la implementación del PIEZAS: «Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná».

Doble corte simultáneo en la autopista Santa Fe, que fue generado por un grupo de personas mientras otras sostenían el corte del Puente Rosario-Victoria. Fuente: Facebook oficial Multisectorial Humedales.

Isla Verde – Palomar

Es una asociación civil ambientalista del partido de Morón con el objetivo de poder formar una reserva natural dentro de los terrenos de la 1ra Brigada Aérea del Palomar. Estos espacios están amenazados tanto por el mal manejo con quemas de pastizales intencionadas como por la descarga ilegal de residuos. Además, lindero al predio funciona el aeropuerto comercial de El Palomar que tienen un impacto ambiental significativo en espacio protegido.

Detalle de la propuesta de Reserva Natural Urbana Isla Verde. Fuente: Documento Proyecto Isla Verde 2019.

RNU – Laferrere

Comenzó como una propuesta vecinal para el aprovechamiento comunitario y sustentable del territorio. Buscan que el ex Aeroclub sea considerado parte del predio. El espacio pertenece a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) que no le informa ninguno de sus tratos o movimientos al grupo de vecines que cuidan la reserva. Además, en los últimos días, les vecines denunciaron incendios que fueron provocados en la zona de la reserva y elles mismes fueron quienes pusieron el cuerpo para tratar de apagarlos:

Reserva Natural de Ciudad Evita

Una parte de sus hectáreas fue declarada reserva natural municipal en 2015, pero la mayoría del territorio, donde se encuentran el bosque, el humedal y los pastizales, está desprotegido. En el predio se encontró un yacimiento arqueológico que nunca fue reconocido. Al igual que en Laferrere, también sufrió de incendios provocados en septiembre:

Santa Catalina – Lomas de Zamora

A nivel municipal fue declarada en el año 2011 como reserva natural. El último humedal en zona sur. Anteriormente, la Universidad de La Plata contaba con 700 hectáreas de este predio pero vendió 300 a la empresa recolectora de basura Covelia. La organización vecinal también lucha contra un relleno basural que se sigue intentando hacer en la zona de la reserva:

Publicación del 20 de septiembre de 2020 en el facebook Vecinos Autoconvocados en Defensa de Santa Catalina.

Colectivo Ecológico «Unidos por Laguna de Rocha», Reserva Histórica (1996) y Reserva Natural, Integral y Mixta desde diciembre de 2012

El Colectivo Ecológico «Unidos por Laguna de Rocha» se formó en agosto de 2008 con el fin de unificar los trabajos que diferentes vecinos de Esteban Echeverría venían realizando en pos de lograr declarar la Laguna de Rocha como Reserva Natural.

La Laguna de Rocha es un humedal ubicado en Monte Grande, con una extensión aproximada de 1400 hectáreas de las cuales 300 corresponden a espejos de agua y sólo 630 se encuentran protegidas por ley. Abarca una diversidad de ecosistemas que alojan alrededor de 173 especies de aves, otros tantos de anfibios, reptiles y mamíferos. Es el último pulmón verde y el único espacio de saneamiento poco afectado de la cuenca media del Riachuelo-Matanza. Es aquí donde se filtran las aguas contaminadas y las lluvias que recargan el Acuífero Puelche. También es la desembocadura natural de los arroyos Ortega, Guillermina y el Triangulo, que purifican sus aguas en este humedal. Cuenta con una rica historia y es de un elevado interés arqueológico 

Entrevistas: días y horarios

  • Multisectorial Humedales: a definir.
  • Isla Verde: jueves 22 de octubre a las 19 h.
  • Reserva Natural Laferrere: jueves 29 de octubre a las 19 h.
  • Reserva Natural de Ciudad Evita: jueves 5 de noviembre a las 19 h.
  • Organización de vecinxs autoconvocadxs en defensa de la Reserva Natural Santa Catalina: jueves 12 de noviembre a las 19 h.
  • Colectivo Ecológico «Unidos por Laguna de Rocha»: jueves 19 de noviembre a las 19 h.

Todas las entrevistas se realizarán a través de nuestra cuenta de Instagram y las novedades serán publicadas en nuestras redes sociales (las fechas y horarios pueden variar). ¿Conoces alguna reserva natural próxima a tu barrio? ¡Te leemos!


Fuentes:


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

¿Qué son los humedales? Hacia una ley que los proteja

El miércoles pasado, la Cámara de Diputados comenzó a debatir las distintas iniciativas presentadas para una ley de humedales en la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano. La ley busca proteger el área del territorio nacional cubierta por estos sistemas naturales, es decir, ¡el 21,5% del país! Enterate en esta nota: ¿Qué son los humedales? ¿Por qué son fundamentales para el ambiente? ¿Cómo afecta el modelo productivo actual a este ecosistema? ¿Cuáles son los puntos clave de la ley de humedales?

El mismo día en que comenzaban a discutirse los proyectos de ley de humedales en el Congreso, los vientos desplazaron el humo de los incendios que permanecen desde enero en el delta del río Paraná y que fueron provocados por quemas intencionales de pastizales. ¿Por qué se incendian las islas? Para preparar las pasturas para el avance de la frontera agrícola: se necesita más tierra para alimentar y criar ganado. La superficie afectada por la quema ilegal en esta zona ya es de unas 90 mil hectáreas, según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego.

Quizás te interese leer: «Paren de incendiar las Islas», por Martina Storoni

No es la primera vez que se impulsa en el Congreso una ley que establezca presupuestos mínimos para la protección de los humedales —en Argentina, los recursos naturales son potestad de las provincias— y es que, donde se busca proteger recursos naturales que pueden explotar y enriquecer pocas manos, siempre nace un fuerte lobby empresario: en 2013 y en 2016, el proyecto se aprobó en el Senado y luego quedó trabado en comisiones de la Cámara de Diputados. En ambas ocasiones, la cámara baja no le dio tratamiento al proyecto hasta que perdió estado parlamentario.

Incendios en las islas del Río Paraná, por Silvio Moriconi.

¿Qué son los humedales?

Los humedales son ecosistemas naturales indispensables para la vida, ya que son fuentes de agua dulce, de alimentos y de medicinas naturales, albergan una biodiversidad única y son fundamentales para la regulación de las crecidas de los ríos y para la reducción de emisiones de dióxido de carbono. Es decir, cumplen un rol primordial para prevenir y atenuar los efectos de la crisis climática. La Argentina posee 600.000 kilómetros cuadrados de su superficie cubierta por sistemas de humedales, un poco menos que dos veces la superficie de Italia (301.340 km2).

¿Por qué son IMPRESCINDIBLES para el ambiente?

Los humedales son fundamentales por la biodiversidad de flora y fauna que albergan: diversas especies de peces, aves, mamíferos, reptiles y vegetación. De acuerdo a «Ley de Humedales Ya», el 40% de la biodiversidad mundial vive o se reproduce en estos ecosistemas. Asimismo, estas áreas son fuente de agua dulce y funcionan como depuradores de las aguas.

A la vez, los humedales cumplen un rol fundamental para combatir el cambio climático ya que almacenan dióxido de carbono y por ende reducen la emisión de estos gases a la atmósfera. A la vez, mitigan el impacto de las inundaciones y las crecidas de los ríos ya que actúan como esponjas que retienen el agua para luego liberarla de a poco.

Por último, las poblaciones que viven cerca de los distintos sistemas de humedales se ven beneficiadas por estos ya que además de ser una fuente de acceso al agua, pueden ser parte de la producción de alimentos, lugares de la pesca e incluso atractivos turísticos, como lo son, por ejemplo, la Laguna de Chascomús en la Provincia de Buenos Aires, los Esteros del Iberá en Corrientes y las costas de la Península Valdés en Chubut.

Quizás te interese leer: «La actividad esencial de desmontar el bosque nativo», por Tatiana Fernández Santos

¿CUÁLES SON LoS puntos CLAVE DE LA LEY DE HUMEDALES?

El miércoles, durante el primer encuentro de los cuatro debates convocados por el diputado Leonardo Grosso, presidente de la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano, se retomó la discusión de la ley de humedales: en este momento hay 6 proyectos de ley para proteger estas áreas que poseen estado parlamentario, de los cuales 5 están en la Cámara de Diputados y 1 en el Senado.

Lo que busca la iniciativa parlamentaria es la creación de un inventario de los humedales y el establecimiento de presupuestos mínimos provinciales y nacionales para la conservación de estos ecosistemas. Asimismo, el diputado del Frente de Todes Leonardo Grosso aseguró en entrevista con Futurock que el proyecto presentado por su fuerza política incorpora, además de un aumento contundente en las multas para quienes afecten estas áreas naturales —ya que muchas veces las multas son parte de los costos de las empresas—, penalidades de 3 a 6 años y de 5 a 10 años de prisión para los responsables de atentar contra los humedales.

Otro punto clave de la ley de humedales es la implementación de una moratoria para realizar un ordenamiento territorial de estas zonas y controlar las actividades productivas que allí se desarrollen con el fin de proteger la biodiversidad que habita en estos ecosistemas. Asimismo, es necesaria la participación de la sociedad civil en la toma de decisiones respecto a los recursos naturales del país, por lo que es inminente que Argentina ratifique el Acuerdo de Escazú.

¿Por qué el modelo productivo actual afecta a los humedales?

Los principales negocios que afectan los humedales son los proyectos inmobiliarios (como barrios cerrados) que suelen construirse sobre humedales, la expansión de la frontera agropecuaria o el agronegocio —responsables del origen de los incendios en las islas del Paraná— y la explotación minera de litio. Estas actividades son parte del modelo productivo actual de maldesarrollo que impactan de manera irreversible contra las zonas de humedales y reservorios naturales de agua.

«El concepto de “maldesarrollo” apunta a subrayar el carácter insostenible o insustentable de los “modelos de desarrollo” hoy vigentes; insustentabilidad que es necesario leer desde diferentes dimensiones: social, económica, ecológica, cultural, política, de género, sanitaria, entre otras».

Svampa, M. y Viale, E. (2014) Maldesarrollo, La Argentina del extractivismo y el despojo. Buenos Aires: Katz Editores.

Imágenes de portada y del artículo: Silvio Moriconi

Fuente: Fundación Humedales