Prevenir, tratar y dejar de lado los prejuicios

El bajo uso de preservativos y el aumento de enfermedades como VIH y sífilis abren un nuevo llamado de atención para la salud.

Si bien desde el inicio de los casos, en 1981, fueron numerosos los avances científicos generados (los tratamientos innovadores, lograr que la enfermedad pasara de ser mortal a crónica, y el aumento la esperanza de vida para lxs infectadxs), los prejuicios y el estigma no se perdieron con el tiempo.

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana, causa del Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), es una enfermedad que la gente sigue asociando con las drogas y el sexo, miedos basados en una ignorancia propagada por la sociedad.

En base a los datos publicados por el Boletín Epidemiológico realizado por la Dirección de Sida, ETS, Hepatitis y TBC del Ministerio de Salud, más de 120 000 personas están enfermas, y aproximadamente un 30% de ellas aún no lo sabe. En Argentina, los nuevos diagnósticos rondan los 5000 cada año y, la gran mayoría de los contagios se generan por vía sexual.

El médico infectólogo Jorge Gentile afirmó al portal El Eco que la enfermedad se está acentuando por la falta de protección. Además de transmitirse de forma sexual, puede darse de forma vertical (de la madre al hijo), al igual que la sífilis congénita, otra de las preocupaciones de la comunidad médica.

Helios Salud informa que:

  • El VIH es diferente a la mayoría de los virus porque ataca al sistema inmunológico (que nos permite combatir las infecciones), y disminuye un grupo especial de glóbulos blancos llamados «linfocitos CD4».
  • Una persona infectada es aquella que en algún momento adquirió el VIH, pero no presenta síntomas ni señales de estar enfermo: el «portador asintomático». Este período puede durar muchos años, y la transmisión a otras personas puede producirse en cualquier estadio de la infección.
  • Una persona tiene SIDA cuando, a lo largo del tiempo, el VIH ha causado un deterioro importante del sistema inmune y comienzan a aparecer las “enfermedades oportunistas”. Esta es la etapa más avanzada y grave de la infección por VIH.
  • Para evitar la transmisión, el preservativo masculino es el método más utilizado. Representa una barrera impermeable y continua tanto para el VIH como para otras enfermedades de transmisión sexual. Es el único método recomendable, seguro y eficaz. El preservativo no debe ser usado con lubricantes en base a aceites, como la vaselina. Se deben usar lubricantes acuosos y es importante guardarlos en lugares sin exposición al calor y leer la fecha de vencimiento antes de usarlo para prevenir la ruptura.
  • Ante la duda, es importante realizarse un test. ¡Es gratuito! Se realiza, SIN TURNO PREVIO, de lunes a  viernes  de 8 a 19 hs, sábado de 8:30 a 19 y domingos  y feriados de 9 a 18:30, en CASA CENTRAL (SAN TELMO), SEDE BELGRANO, SEDE FLORES y SEDE BARRIO NORTE. Para contactarse con Helios Salud, llamar al 4363-7499.

Para más información, visitar los sitios web de Helios Salud y Fundación Huésped, portales destinados al servicio de todxs.

 


Fuentes
La Nación
Helios Salud
El Eco
El Tribuno
Fundación Huesped (Facebook).

Mi salud, mi derecho: Día Internacional contra el SIDA

El 1° de diciembre de cada año se conmemora el Día Internacional de la Acción contra el Sida, con el objetivo de aumentar la conciencia pública en la prevención y el tratamiento de la enfermedad y, además, mostrar solidaridad hacia quienes conviven con el virus. ¿Cuál es la situación mundial? ¿Cuáles son las necesidades en nuestro país? ¿Qué mitos sobreviven?

Hacia 1981, los medios de comunicación comenzaron a llamar “peste rosa” –debido a las manchas de color rosáceo que dejaba en la piel– a la enfermedad que sería bautizada oficialmente en 1982 como Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

En principio fue atribuida de forma exclusiva a la comunidad homosexual; luego, se descubrió que también la padecían los inmigrantes haitianos en Estados Unidos, los usuarios de drogas inyectables y los receptores de transfusiones sanguíneas.

En 1984, dos científicos franceses pudieron aislar el virus para desarrollar un anticuerpo. En la actualidad existen tratamientos antirretrovirales que, aunque no curan la enfermedad, evitan que el virus se multiplique y destruya las defensas del cuerpo. El tratamientos es crónico, y si se mantiene en el tiempo permite a las personas con VIH llevar una vida normal.

Como-se-origino-el-sida-1

El mundo: los números nos hablan de personas

Según datos de Naciones Unidas:

  • Unos 36,7 millones de personas vivían con el VIH en 2016 en todo el mundo.
  • Alrededor de 19,5 millones de personas tenían acceso a la terapia antirretrovírica en 2016.
  • Aproximádamente, 1,8 millones de personas contrajeron la infección por el VIH en 2016.
  • Cerca de un 1 millón de personas fallecieron a causa de enfermedades relacionadas con el SIDA en 2016.
  • Unos 76,1 millones de personas contrajeron la infección por el VIH desde el comienzo de la epidemia.
  • Alrededor de 35 millones de personas fallecieron a causa de enfermedades relacionadas con el SIDA desde el comienzo de la epidemia.

El reciente informe de ONUSIDA trae buenas noticias: el número de personas en tratamiento ascendió, en junio de 2017, a 20,9 millones. Sin embargo, también deja claro que “los Estados tienen obligaciones básicas en materia de Derechos Humanos para respetar, proteger y cumplir el derecho a la salud”. Por eso este año la campaña de concientización se llama “Mi salud, mi derecho”.

 

 

Argentina: la ley de SIDA

Hace dos años, un colectivo de organizaciones que trabajan temáticas relacionadas al VIH consensuó con el Ministerio de Salud un anteproyecto para actualizar la ley 23 728, que fue creada en 1990 con un fuerte criterio biomédico y que resulta obsoleta para las problemáticas actuales.

La reforma propone incluir a las hepatitis virales y a las infecciones de transmisión sexual (ITS), y declara de interés nacional su prevención y tratamiento. Además, establece la participación activa de las personas con VIH como socios indispensables en la respuesta a las epidemias y provee instrumentos para garantizar el acceso universal a medicamentos e insumos. Asimismo, busca prohibir la discriminación en el acceso al empleo y garantizar el respeto a los Derechos Humanos de todas las personas con VIH.

El proyecto ya obtuvo dictamen en la comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la Nación y debe aprobarse en las comisiones de Legislación General y Presupuesto y Hacienda. De no suceder antes de fin de año, el proyecto caerá y deberá empezar su recorrido desde cero.

pills-1899029_1920.jpg

Derribando mitos y prejuicios

Resulta fundamental aclarar que no todos los pacientes infectados con el virus VIH tienen SIDA. La persona infectada por el VIH es denominada «seropositiva» o «VIH positivo» (VIH+) y a los no infectados se les llama «seronegativos» o «VIH negativo» (VIH–).

Fundación Huésped explica las diferentes vías de transmisión:

  • Sexual: por relaciones sexuales vaginales, anales u orales, entre personas del mismo o diferente sexo, sin protección. El 90% de las transmisiones de VIH se realizan por esta vía;
  • Sanguínea: por contacto con sangre al compartir jeringas para el uso de drogas o cualquier otro elemento cortante o punzante;
  • Perinatal o vertical: de madre a hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia. Es la principal vía de transmisión del VIH en niños. Con tratamiento y atención médica, el riesgo de transmisión del virus al bebé es casi nulo.

Practicar deportes, besar, abrazar, dar la mano, jugar, trabajar, estudiar, compartir duchas o piscinas, e intercambiar ropa con personas con VIH no generan transmisión alguna. Compartir el mate tampoco. La discriminación no es una opción.

 

 

El VIH no tiene síntomas y la única manera de saber si alguien contrajo el VIH es a través de un test. El análisis es voluntario, confidencial y no requiere de orden médica. Se puede realizar en todos los hospitales públicos y los centros de salud, y es gratuito. Sacate las dudas. Podés hacerte el test en todos estos lugares.